El equipo de gobierno local, con el alcalde en el centro José Manuel Mármol, tras la moción de censura al PP
El equipo de gobierno local, con el alcalde en el centro José Manuel Mármol, tras la moción de censura al PP - ARCHIVO
PRIEGO DE CÓRDOBA`

El PP denuncia que la remunicipalización de la gestión del agua costará a las arcas locales diez millones

El Ayuntamiento tiene que devolver a FCC el préstamo y una indemnización

CórdobaActualizado:

A falta de menos de dos semanas para que concluya el mandato municipal el tripartito (PSOE, PA y Participa Priego) de Priego -en el gobierno local tras presentar la moción de censura al PP- y en plena campaña electoral ha presentado para su aprobación el inicio de expediente para la remunicipalización del ciclo integral del agua. El siguiente paso de una operación que supondrá nuevas pérdidas a las arcas municipales se dará con el nuevo alcalde que consiga la presidencia de la Alcaldía prieguense el próximo 26 de mayo. La operación sería una marcha atrás del proceso que inició la antigua corporación socialista y obliga al Ayuntamiento prieguense a abonar a Fomento de Contratas y Construcciones (FCC) la cantidad de casi 5 millones de euros. Desglosada esa cantidad suponen 3,5 millones en concepto de préstamo pendiente de amortizar y 1,5 millones en concepto de indemnización por el cese de la actividad como socio privado. Como lamentó el portavoz popular en el Pleno, Juan Ramón Valdivia, «es importante recordarle a los prieguenses que, lo ocurrido en 2010 con la adjudicación del ciclo integral del agua por parte del PSOE, le va a suponer a los ciudadanos unas pérdidas de casi 10 millones de euros».

Hay que recordar que a este punto de venta de parte de la gestión del agua se llegó tras la caótica situación económica por la que atravesaban las arcas municipales en el Ayuntamiento de Priego en el año 2010 con la alcaldesa socialista Encarnación Ortiz. La crisis obligó a «vender» a una empresa mixta de capital público y privado la empresa de aguas. Se adjudicó la gestión del ciclo integral de agua en un 51% de capital para el Consistorio y el 49% para FCC, a través de Aqualia, que al mismo tiempo creó para la gestión la marca Aguas de Priego. A cambio de dicha gestión, el Ayuntamiento recibió de FCC un préstamo de 4 millones de euros, con una fecha de amortización a largo plazo, en concreto para el año 2027. Todo el expediente pasó por Pleno y fue aprobado con los votos a favor de PSOE, e IU y la abstención del PP y el voto en contra del PA. Finalmente, tras nueve años de gestión a través de Aguas de Priego, sigue siendo ruinosa para la empresa que acumula pérdidas año tras año.

El PP denunció que fue en marzo de 2017 cuando el anterior equipo de gobierno del Partido Popular -dos meses antes de la moción de censura- presentó un proyecto de remunicipalización del agua muy similar al aprobado por unanimidad el pasado lunes.