El alcalde, junto a los ediles de Hacienda y de Casco Histórico
El alcalde, junto a los ediles de Hacienda y de Casco Histórico - Valerio Merino
Municipal

PP y Cs proponen una bonificación progresiva del impuesto de plusvalías en Córdoba

Pretenden llegar hasta el 95% pero en función del valor catastral de la vivienda

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cogobierno del Partido Popular y Ciudadanos está dispuesto a la práctica desaparición del impuesto de plusvalías en Córdoba en los supuestos de herencias pero solo en los casos de familias con bienes de menor catastral. Es decir, a las rentas más bajas. El documento-propuesta remitido a los grupos municipales no establece una barra libre, como pretende Vox, sino que aboga por aplicarlo progresivamente. Se herede o no se herede, el impuesto baja un tres por ciento por lo que hay que pagar un 29,1 por ciento de la subida catastral que haya sufrido entre que se adquirió y se transmite. Ahora mismo es un 30 por ciento.

El documento supone una rebaja fiscal evidente sobre la actual ordenación del impuesto que limita las bonificaciones en caso de herencia a las primeras viviendas que tienen un valor catastral de menos de 50.000 euros. La regulación que pretenden los partidos del gobierno, según el documento de Hacienda remitido a los grupos municipales, no establece límite alguno solo que a mayor valor de la vivienda, menos bonificación se puede alegar.

Una de las cuestiones que hay que aclarar es que esta norma solo afecta a las herencias y no a todas. La actual redacción, que seguiría vigente, limita a esta cuestión a los bienes de un matrimonio que se hereden por el cónyuge que queda vivo y por los hijos ya que sean biológicos o adoptados. Se mantiene, además, la obligación de residir durante los dos años anteriores al deceso, un artículo que Vox quiere eliminar porque lo único que está provocando es picaresca.

El proyecto municipal de ordenanzas establece una bonificación del 95 por ciento en los bienes que tengan un valor catastral (de suelo y construcción) por debajo de los 100.000 euros. Entre cien mil y 150.000, la bonificación es del 80 por ciento. Entre 150.001 y 200.000, la familia pagaría un 70 por ciento menos. Si el valor de la casa y el suelo está entre 200.001 y 250.000 llegaría al cincuenta por ciento mientras que si supera esa cantidad se iría al mínimo de bonificación, un 25 por ciento.

La redacción dada va a ser motivo de negociaciones entre PP-CS y Vox porque el partido que lidera en el Consistorio Paula Badanelli quiere extener los efectos de la bonificación a segundas, terceras y sucesivas viviendas y considerar que cualquier tipo de herederos puede beneficiarse de esta cuestión. En estos momentos, los sobrinos que heredan de los tíos, por ejemplo, no están cubiertos.

La izquierda no quiere en estos momentos oír ni hablar de tocar las plusvalías. Ni siquiera en una cuestión básica como el cumplimiento de las sentencias del Constitucional en aquellos casos en los que hay que exonerar del impuesto a quien vende por debajo del valor de compra.