Una joven pasa por delante de la nave en construcción
Una joven pasa por delante de la nave en construcción - VALERIO MERINO
INTEGRACIÓN

Prode inaugurará su nueva sede en la avenida del Aeropuerto de Córdoba antes de 2019

La entidad de promoción de personas con disfunciones construye un edificio de 1.200 metros cuadrados cerca el hospital de Quirón

CÓRDOBAActualizado:

Prode, la organización sin ánimo de lucro dedicada a la promoción laboral y social de personas con discapacidades intelectuales y físicas, tendrá una nueva sede en Córdoba capital antes de que acabe el año 2018. El gerente de esta entidad, Blas García, ha informado a ABC Córdoba de que la firma invierte un millón de euros en la construcción de una nave con 1.200 metros cuadrados de superficie en un solar de 5.000 situado en el número 31 de la avenida del Aeropuerto, muy cerca del hospital de Quirón, para establecerse de un modo estable en la ciudad.

Desde su fundación, Prode, que cuenta una trayectoría de más de treinta años en la asistencia y la inserción de discapacitados, tenía su sede principal en la localidad cordobesa de Pozoblanco, y a la que suman otras auxiliares en Rabanales y locales dispersos por la capital. «Con las nuevas instalaciones podremos centralizar los recursos y trabajar de una manera más coordinada», asegura en este sentido Blas García. En el solar en cuestión había antes una granja y antes de que empezaran las obras del nuevo edificio se asentaron en él un grupo de inmigrantes: el lugar fue pasto de las llamas y tuvo que ser desalojado.

Meses en obras

La intención de Prode es que el recinto, que lleva meses en obras, esté en funcionamiento antes de que acabe 2018. «Una de las actividades principales que vamos a poner en marcha allí será un taller de ensamblaje de bicicletas eléctricas», indica el gerente de la firma, que agrupa a nueve empresas asociadas (entre ellas la tienda online Yosíquesé, Egaru Hoteles y Muser Auto).

En la nueva nave de Prode trabajarán cerca de cincuenta personas, la mayoría integradas en programas de formación para discapacitados. «Tenemos actividad en veintinuna actividades diferentes», agrega en este sentido Blas García, que está convencido de que con esta inversión la organización se encuentra más cerca de la «Misión Prode, que es prestar, y, en su caso, promover desde su compromiso ético, los apoyos y oportunidades personales necesarios para mejorar la calidad de vida de cada persona con discapacidad y/o en situación de dependencia y la de su familia, y garantizar los derechos de plena ciudadanía en una sociedad justa y solidaria».