Jardines de Colón, una de las principales arboledas de Córdoba
Jardines de Colón, una de las principales arboledas de Córdoba - Valerio Merino
DÍA MUNDIAL DEL ÁRBOL

Radiografía del bosque urbano de Córdoba: ¿cuántos árboles necesita la ciudad?

Actualmente, hay censados 87.037 ejemplares, lo que supone una cobertura del 11,5%, cuando lo ideal y necesario sería llegar a superar el 20%

CÓRDOBAActualizado:

Almezos, plátanos de sombra, moreras, palmeras, cipreses, filamomos, jacarandas y naranjos, sobre todo naranjos, entre otras especies, conforman la arquitectura arbórea de Córdoba, compuesta por un total de 87.037 pies censados (unos 50.000 en el viario y el resto, en jardines). ¿Son suficientes para una ciudad con temperaturas tan extremas como esta? No, y la cifra está muy lejos de la necesaria.

Así aparece reflejado en el trabajo «Estimación de la cubierta arbórea como base para la gestión del bosque urbano de la ciudad de Córdoba», elaborado como proyecto de fin de máster por el ingeniero agrónomo Miguel Ángel Díaz-Santamaría, y dirigido por los profesores de Ingeniería Forestal de la UCO Ángel Lora e Isabel Castillejo. Según este detallado estudio, la cobertura es del 11,5 por ciento, cuando lo deseable sería superar el 20%.

«Lo ideal sería poder contar con un plan director para determinar con exactitud cuántos árboles son adecuados para Córdoba. Si tomamos como referencia lo que se está haciendo en otros lugares, tendríamos que pensar en superar una cobertura del 20 por ciento», asegura el profesor Lora.

Y es que, aunque la ciudad resulta mejor parada que otras de su entorno, lo cierto es que no cuenta con los árboles que necesita un entorno urbano tan duro como el que tiene la capital.

Parque Cruz Conde y su circuito de footing
Parque Cruz Conde y su circuito de footing - Valerio Merino

A esto se suma que la distribución de los ejemplares no es homogenea. Según este experto en Ingeniería Forestal, el distrito Norte-Sierra se encuentra muy bien nutrido. También es aceptable la cobertura en el Centro, Sur, Poniente Sur, Levante y Sureste. «Pero hay dos grandes zonas donde se podría y tendría que actuar de una forma mucho más consistente: el distrito Noroeste (Huerta la Reina, Moreras, Arruzafilla, Margaritas, Arroyo del Moro...), y toda la zona industrial, donde la cobertura es terrible», señala Lora.

Pero, ¿por qué es tan relevante para Córdoba aumentar su bosque urbano? Junto a los motivos de salud, tanto física como mental (hay estudios que demuestran que cuanto más gruesa es la cubierta arbórea, más bajos son los niveles de estrés), existen otros muchos que convierten a los árboles en elementos más imprescindibles de lo que se piensa.

El uso de árboles contribuye a atenuar el denominado efecto de la «isla de calor»: durante la época estival, cuando se superan los 40 grados, el asfalto de las calles absorbe el calor de los rayos del sol y por la noche lo devuelve al ambiente, lo que evita que las temperaturas bajen. La vegetación, por un lado, bloquea la luz solar; por otro, ayudan a enfriar el aire que los rodea mediante el proceso de evapotranspiración.

Un hombre cruza por Vallellano con sus jardines al fondo
Un hombre cruza por Vallellano con sus jardines al fondo - Valerio Merino

«No se debería comprometer la estabilidad de la arquitectura arbórea por otras cuestiones menos trascendentales: por ejemplo, cuando una farola se encuentra en mitad de una copa, en el 99% de las ocasiones el árbol estaba antes, pero es el que se quita. Ahora hablamos de un urbanismo que necesita de estas plantas como un elemento trascendental. Ya no se circunscribe, como hace unos años, al Casco, en donde las casas se dan sombra las unas a las otras, y donde las calles son estrechas y no admiten plantar por la distancia», explica Lora.

A la hora de planificar una ampliación del bosque urbano cordobés sería necesario tener en cuenta diversas cuestiones, empezando por el tipo de árboles con los que lograr más puntos verdes en la ciudad. Actualmente, la especie que predomina es el naranjo, con unos 28.000 ejemplares, seguido muy de lejos por el almezo, que apenas llega a 8.000; moreras, plátano de sombra, filamomo, acacia de japón, ciprés... En total, unas 15 especies aproximadamente constituyen la anatonía arbórea de la ciudad.

Según Lora, existe un cortejo de unas 80 especies que se podrían sopesar para arbolar Córdoba, dependiendo de las instalaciones subterráneas existentes, el ancho de las aceras, lo abiertos que esos árboles estén al poniente y un largo etcétera de requisitos. En cualquier caso, y grosso modo, «lo ideal sería diversificar en la elección porque si existiera algún problema con una especie concreta no quedaría comprometido el bosque urbano al completo».

En Córoba la especie que predomina es el naranjo, con unos 28.000 ejemplares

En la actualidad, la salud de los árboles existentes es, en general y según este experto, «aceptable». Ahora bien, «si me pregunta especie por especie, la cosa cambia. Por ejemplo, los plátanos de sombra presentan defomaciones y necrosis corticales graves a causa de la fusariosis, y con las melias, por ejemplo, se actuó regular en el pasado, ya que se plantaron, en muchos casos, en aceras de dos metros y medio: hablamos de un árbol que puede llegar a los 12 metros. Esto los ha condenado a la mutilación para mantenerlos ahí».

En este sentido, ¿el Ayuntamiento atiende de forma adecuada las necesidades de los árboles de la ciudad? Según Lora, el Servicio de Parques y Jardines efectúa una labor correcta, si bien es cierto que, en algunas ocasiones, su trabajo no depende tanto de los servicios técnicos como de otros estamentos que tienen en cuenta otros criterios: «Dependen de los medios que tienen».

En la actualidad, la salud de los árboles existentes es, en general y según este experto, «aceptable»

Al respecto, el concejal de Infraestructuras, Sostenibilidad y Medio Ambiente, David Dorado, señala que «ante la falta de personal haremos una petición a Recursos Humanos dentro de los que no permita la ley. A partir de ahí y ante la necesidad de prestar el servicio de mantenimiento de jardines, sacaremos a licitación lo que sea necesario».

El cuarto teniente de Alcalde reconoce que «no hay tiempo material para sacar a licitación el contrato de mantenimiento antes de la fecha de vencimiento de la última prórroga, que será el 30 se septiembre, por lo que habrá que acudir a una nueva continuidad para sacar a licitación el pliego correspondiente».