Rafael Ruiz en las instalaciones del Parque Joyero
Rafael Ruiz en las instalaciones del Parque Joyero - RAFAEL CARMONA
ENTREVISTA

Rafael Ruiz, presidente del Parque Joyero de Córdoba: «El tamaño de las empresas es el gran reto del sector»

Defiende el sacrificio realizado por empresarios y trabajadores para reinventarse y salir adelante durante los años de crisis

CÓRDOBAActualizado:

Con motivo del decimocuarto cumpleaños del Parque Joyero, su presidente, Rafael Ruiz, repasa la situación del sector en Córdoba.

¿Se nota en la joyería cordobesa una mejoría de la actividad con la recuperación económica?

Es innegable que, tras la recesión, hemos entrado en un periodo de adaptación de nuestras cifras, primero, y de estabilización, ya en estos momentos. El crecimiento es lento pero muy alentador. Nuestro sector ha demostrado que ha sabido sortear con nota esta crisis, a pesar del gran coste que ello ha supuesto.

¿Hasta qué punto han sido importantes las exportaciones para que el sector joyero de Córdoba superara la crisis y ahora aproveche el ciclo de recuperación?

Las empresas joyeras han sido capaces de buscar en el extranjero la salida para nuestra producción, que tradicionalmente se destinaba al mercado nacional. Empresarios y trabajadores han hecho un fuerte sacrificio y se materializa en las exitosas cifras de exportación de estos últimos años.

¿Ha asumido el sector que, para sobrevivir en un mercado global es necesaria la apuesta por el diseño, con un papel importante de la tecnología, y por la calidad para diferenciar sus productos?

No hay empresa en Córdoba que de manera interna o externa no tenga departamento de diseño. En el ADN de todas, están el diseño y la calidad como signo de distinción de nuestros productos. En cuanto a nuevas tecnologías, la mayoría de firmas llevan años modernizando sus equipos productivos.

¿Qué supone que se haya declarado la Escuela de Joyería Centro de Referencia Nacional?

Es un paso fundamental en el reconocimiento de Córdoba como centro de la joyería a nivel nacional. Nuestro sector tiene su futuro en esta Escuela, que está a la vanguardia. De ella nos surtimos de trabajadores bien formados.

¿Qué papel juega el Parque Joyero en el sector en la actualidad y cuál debe tener en el futuro?

El Parque supuso en 2005 una dotación moderna y preparada en cuanto a instalaciones para las empresas. Nuestro futuro no pasaba por un sector desperdigado por toda la ciudad, en pequeñas fábricas. Con él se pudo dar el salto cualitativo y convertirnos en una gran industria. Supuso empezar a crear sinergías entre empresas, colaborar y, sobre todo, tomar conciencia de que somos industria. El papel que debe seguir jugando el Parque es éste, continuar trabajando en esas líneas, y conseguir que se instalen aquí las empresas joyeras que aún no han decidido dar el salto e implantarse en él.

¿Qué retos tiene el sector?

El mayor es la propia globalización. Lo mismo que nos ha permitido sortear la crisis nos puede hacer tambalear. Hoy, el tamaño de las empresas es muy importante y, desgraciadamente, nuestras firmas son pequeñas compañías familiares. Este salto será el gran reto de los próximos años en el sector.

¿Cree que serían necesarias medidas de fomento de la joyería por parte de las Administraciones?

La principal ayuda que nos pueden brindar es la más básica: que nos apoyen con créditos blandos para renovar equipos productivos y comprar materias primas.