José María Bellido e Isabel Ambrosio, minutos antes de entrar en el Pleno de este jueves
José María Bellido e Isabel Ambrosio, minutos antes de entrar en el Pleno de este jueves - Rafael Carmona
Política

Vox reclama más recursos para «hacer oposición» en el Ayuntamiento de Córdoba

El Pleno corporativo aprueba las retribuciones de los concejales y el reparto de personal para los grupos políticos

CórdobaActualizado:

El Pleno corporativo del Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado hoy el reparto de asesores y personal eventual para los diferentes grupos políticos con representación en el Consistorio. Tras varias semanas de negociación entre partidos, todo estaba ya cerrado, y sólo quedaban los trámites formales de hoy, aprobados por unanimidad.

Vox ha elevado una tímida queja en el Pleno de hoy al protestar por lo que considera un reparto injusto del personal eventual, esto es, los trabajadores que apoyan el día a día de un grupo político (secretarias, administrativos, asesores, periodistas...). Paula Badanelli, portavoz local del partido, ha dicho que el acuerdo «no es justo por el reparto de la carga de trabajo», puesto que «los grupos minoritarios tenemos pocas personas para hacer oposición».

Vox se coloca así en la oposición municipal, pese a que apoyó el cogobierno de PP y Ciudadanos con el popular José María Bellido como alcalde. Su papel será similar al que jugó en la anterior corporación Ganemos, que facilitó el gobierno de IU y PSOE sin entrar en el ejecutivo; presionó en varias ocasiones al bipartito casi como un partido de oposición, pero en contadas ocasiones -y todas intrascendentes- llevó a cabo sus amenazas.

En opinión de Badanelli, «si sólo tenemos tres personas es muy difícil que tengamos las mismas posibilidades» que los demás partidos. En la misma situación se encuentra Podemos, con los mismos concejales que Vox (2).

Pese a las quejas de la portavoz, Vox ha terminado apoyando el acuerdo. Su voto en contra no habría servido de nada puesto que el pacto contaba con el beneplácito de todos los demás partidos. «Votamos a favor porque no tenemos más remedio», se ha excusado Badanelli.

El Pleno corporativo se ha despachado en apenas 20 minutos. Han sido suficientes para ver las habituales protestas laborales en Capitulares. Hoy han sido dos colectivos: por un lado, cuatro trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio que insisten en la prestación pública; por otro, un grupo mucho más numeroso (unas 50 personas) de empleados de ABB en protesta por el ERE que quiere llevar a cabo la empresa.