Agustín Moreno, José Juan Jiménez, Joaquín Alberto Nievo y Fernando Cruz-Conde, con el Papa Francisco
Agustín Moreno, José Juan Jiménez, Joaquín Alberto Nievo y Fernando Cruz-Conde, con el Papa Francisco - ABC
25 ANIVERSARIO

De San Juan Pablo II a Francisco: cuatro sacerdotes de Córdoba celebran sus bodas de plata ante el Papa

El Pontífice recibe a Fernando Cruz-Conde, Joaquín Alberto Nieva, José Juan Jiménez y Agustín Moreno

LUIS MIRANDA
CÓRDOBAActualizado:

De un Papa a otro Papa. De San Juan Pablo II a Francisco. El Pontífice ha recibido a cuatro sacerdotes cordobeses que cumplen 25 años desde su ordenación: Fernando Cruz-Conde, Joaquín Alberto Nieva, José Juan Jiménez Güeto y Agustín Moreno. El 12 de junio de 1993 los ordenó en el pabellón de San Pablo de Sevilla San Juan Pablo II y con ello comenzó un fecundo ministerio que a todos les ha llevado a asumir bastantes responsabilidades.

Ahora se han desplazado a la Ciudad del Vaticano para festejar las bodas de plata sacerdotales y han sido recibidos por el Papa Francisco, con quien han concelebrado la misa en la mañana de este martes. No será la única que realicen en la basílica de San Pedro, ya que también celebrarán una ante la tumba de San Juan Pablo II.

Los sacerdotes han celebrado además sus 25 años este fin de semana en sus parroquias: Joaquín Alberto Nieva en San Francisco, Fernando Cruz-Conde en la Compañía, José Juan Jiménez en la Trinidad y Agustín Moreno en Santa María Madre de la Iglesia. Como presente al Papa le han entregado un libro sobre la Catedral de Córdoba, de cuyo Cabildo forman parte como canónigos.

Joaquín Alberto Nieva, antes de leer el Evangelio en la misa
Joaquín Alberto Nieva, antes de leer el Evangelio en la misa - ABC

Para Joaquín Alberto Nieva este encuentro con el Papa Francisco ha supuesto «una experiencia muy gozosa». Ha sido el sacerdote encargado de leer el Evangelio durante la celebración eucarística tras una noche de ilusión y de espera. «Ha sido una experiencia muy emocionante poder concelebrar con el Santo Padre y rezar por toda la Iglesia universal, por todas las preocupaciones e intenciones del Papa y recordar nuestra bendición por el antiguo Papa y sentirnos muy unidos al ministerio del sucesor de Pedro», ha explicado Fernando Cruz-Conde, que destaca la sencillez de la celebración junto al Papa Francisco, que «tiene muy presente a Córdoba y a las Carmelitas de Lucena», para las que ha enviado recuerdos.

La espera en Roma hasta la celebración de la eucaristía ha sido larga, como destacó José Juan Jiménez Güeto: «Ahora estamos más tranquilos después de ese momento tan íntimo con el Papa y de esas palabras tan bellas que hemos podido escuchar de él, de ser luz y sal en este mundo con gestos sencillos con nuestro testimonio». Agustín Moreno destacó también el tono afectuoso del Papa Francisco en este encuentro y el impulso a sus magisterios sacerdotales a través de sus palabras.