Reunión de dirigentes de la D.O. de Aceite de Baena, agricultores y representantes de UPA
Reunión de dirigentes de la D.O. de Aceite de Baena, agricultores y representantes de UPA - S. N. T.
Agricultura

El sector urge a la activación del almacenamiento privado ante la caída de precios del aceite de oliva

El Brexit, la amenaza de aranceles en EE.UU. o la mala climatología empujan al precipio a cultivo «insostenible»

BAENA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La crisis que está atravesando el olivar tradicional no se soluciona «con una varita mágica» ni está en manos de ninguna administración poder atajarlo. Es consecuencia de un problema global y por lo tanto «necesita de una respuesta global», ya que «los bajos precios del aceite de oliva no son el único mal, también tiene que ver la mala climatología, las tensiones políticas por el Brexit o la amenaza de Estados Unidos de poner aranceles a nuestros productos», según apuntó ayer el presidente de la Denominación de Origen de Aceite de Baena, Javier Alcalá, por lo que reclamó una respuesta global en la que se involucren la Unión Europea, el Gobierno central, la Junta de Andalucía, y el propio sector a través de las patronales y cooperativas.

El secretario general de UPA-Andalucía, Miguel Cobos, que participó en la mesa de trabajo celebrada ayer entre agricultores y representantes de la D.O. para abordar la situación del sector y buscar soluciones, secundó la afirmación realizada por el presidente del marchamo de calidad de los aceites de Baena.

Cobos apuntó que las citadas administraciones «tienen cosas que hacer y desde el propio sector también». Así, empezó mandado un recado a la Unión Europea para que «permita la autorregulación del sector a través de una extensión de norma que posibilite equilibrar la oferta y la demanda en campañas con mucha producción».

Siguiendo con las tareas pendientes de la UE, el secretario general de UPA instó a Bruselas a que «actualice el precio por el que se activa el almacenamiento privado, ya que no podemos estar todavía en los 1,78 euros, que fue el precio que se fijó hace 20 años, hay que actualizarlo y ponerlo en torno a los costes de producción».

Apuesta por la calidad

Respecto al Gobierno central, Cobos señaló que «tiene que buscar mecanismos para que las grades distribuidoras no usen el aceite como producto reclamo y que las ventas a pérdidas se consideren una práctica desleal y tengan sanción».

Por último, indicó que la Junta de Andalucía debe seguir apostando por la calidad del aceite andaluz, por los controles que mantengan esa excelencia intacta, por la promoción y «por seguir dando ayudas para la concentración de la oferta».

En lo que respecta a la calidad, el presidente de la D.O. de Baena apuntó a que «hay que acogerse a sistemas de calidad tanto para vender el aceite en el exterior como en casa», ya que hasta ahora cuando el granel ha estado a buenos precios se ha rechazado su envasado para no reducir beneficios. «Si pagamos por la calidad, cualquier contigencia negativa se afrontará con mayor seguridad. Acogerse a un sistema de calidad es, en cierta manera, un arma defensiva para el agricultor», sentenció Alcalá.