Estudiantes durante el examen de Selectividad de Inglés este lunes en Medicina - VALERIO MERINO
EDUCACION

Selectividad arranca en Córdoba con «Los girasoles ciegos» y quejas por el examen de Historia al mediodía

Nervios entre los miles de estudiantes porque este martes se la juegan con tres troncales Lengua, Inglés e Historia

CórdobaActualizado:

Los corrillos alrededor de la Torre de la Malmuerta sobre las 10.00 de la mañana después del primer examen de Selectividad sólo hablaban del comentario de texto de «Los girasoles ciegos», de Alberto Méndez. Todos esperaban a una obra del poeta Luis Cernuda, pero nada más lejos. Pocos fueron los que se lanzaron a la piscina a comentar el artículo periodístico de Pepa Bueno, la opción B en el primer examen de Selectividad , el de Lengua. «A mí no me entra nada, comeré cuando acabe Historia; no han pensado mucho en nosotros al poner tres troncales la misma mañana y el más difícil, Historia, el último», lamentaba Claudia Pérez, a las puertas de la Facultad de Ciencias del Trabajo. Para otros, una tila o un mansaje de su madre habían sido la mejor medicina para conciliar el sueño la noche antes de Selectividad.Una abuela, mientras los estudiantes conversan bajo la sombra de la gran torre, se acerca y les desea suerte, como a sus nietos, que asegura, «llevan encerrados un mes sin salir de la habitación».

Las sintaxis, la formación de palabras y la literatura desde 1975 hasta hoy fueron otras de las claves del primer ejercicio de los tres convocados este martes para el primer día de Selectividad en Córdoba. El ambiente en la Facultad de Ciencias del Trabajo -donde acudían de centros como El Tablero, El Encinar, Maimónides, Forem o Ferroviario- era de nervios contenidos. Las últimas tres semanas han sido dedicadas al estudio. Lo admite la estudiante Clara Jiménez, de 18 años, que se ha encerrado en la Biblioteca de 9 a 11 de la noche para lograr el 12,94 que necesita para entrar en Biomedicina en Sevilla.

Blanca López, de 17 años, sueña con poder irse a Madrid a estudiar Relaciones Internacionales, por lo que tiene que arañar e 11 que le piden. Baraja otras opciones como Toledo donde la media se sitúa en 7,8 o la Loyola de Córdoba, pero necesitaría una beca.

David Dorado, de 17 años, más relajado que sus compañeras reconoce que lo tiene más fácil porque sólo necesita un 5 de media para hacer Turismo e Interpretación en la Universidad de Córdoba.

Claudia Pérez, de 17 años, pretende conseguir el 11,12 para estudiar Veterinaria en Córdoba. Para ella el examen de Lengua ha estado bien porque en institutos públicos como el suyo -apostilla «pon lo de público»- les preparan muy bien, y «se lo agradecemos a profesores de Lengua como Antonio Jesús».

Para otros, la nota de corte no es problema porque sólo quieren tner la Selectividad pero no la necesitan para entrar en un curso Superior de Automoción, como es el caso de Ángel Moreno, de 17 años.

Otras estudiantes como Patricia Candel, de 17 años, tiene claro que irá por el doble grado de Derecho e Iade. Se acaba la charla que hay que entrar al segundo examen, Inglés, que entienden será uno de los más fáciles de las Pruebas de Acceso a la Universidad.