Un momento de las sesiones del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco que arrancó el domingo
Un momento de las sesiones del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco que arrancó el domingo - V. MERINO
CUMBRE DE LA UNESCO EN BAHREIN

Así será el examen a Medina Azahara, de Córdoba, por el título de Patrimonio de la Humanidad

Tendrá lugar el sábado o el domingo y será un análisis sin votación en el que el monumento tiene todo a su favor

CórdobaActualizado:

El gran yacimiento arqueológico de Córdoba, Medina Azahara, ya está en capilla. A partir del viernes por la tarde se conocerá si, como todo apunta, logra el título de Patrimonio de la Humanidad en el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco que se celebra desde el domingo en Manama (Bahrein).

Y cuándo se sabrá exactamente si su candidatura logra este reconocimiento universal. En el Ministerio de Cultura apuntan al sábado y en la Consejería de la misma materia señalan al sábado por la tarde o domingo.

Que no se pueda dar una hora precisa para el examen del histórico yacimiento tiene toda la lógica cuando se oyen las explicaciones de la Unesco. Fuentes de la organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura recordaron que Medina Azahara está, aunque eso puede cambiar, en el puesto 19 de las 29 candidaturas que se someterán a análisis a partir de la tarde del viernes. Pero el tiempo de debate para cada bien aspirante es variable.

Los interlocutores consultados en la Unesco indican que hay deliberaciones «muy rápidas, de cinco minutos». «Suelen ser las de los enclaves que tienen recomendada su inscripción» en la Lista del Patrimonio Mundial, como es el caso de la ciudad palatina. Ésta llega con el «ok» de Icomos, el órgano asesor de la Unesco, lo que le da todas las papeletas para salir triunfante de Bahrein. Más tiempo de debate absorben los bienes que arriban con otras calificaciones que, en el peor de los casos, puede ser negativa. Las sesiones se desarrollarán de 09.00 horas a 12.00 y de 14.00 a 17.00 -horario español-.

Y qué sucederá cuando llegue el turno del examen de Medina Azahara, sea sábado o domingo. Esto es lo que pasará, según las explicaciones de Unesco. Un representante de Icomos realizará una exposición del expediente. Finalizada su intervención, los representantes de los 21 estados miembros del Comité -los puestos son rotatorios- podrán, si lo desean, posicionarse a favor, en contra o plantear dudas.

Si formularan preguntas a la representación española -formada por la embajadora de nuestro país ante la Unesco, Teresa Lizaranzu, y el director general de Bellas Artes del Gobierno central, Luis Lafuente- ésta las contestará. España es integrante de dicho Comité del Patrimonio Mundial desde 2017, y lo será hasta 2021, lo que siempre facilita hacer «lobby», pero en este caso no parece que haga falta.

Tras las intervenciones, llegará el posicionamiento definitivo del Comité, que no saldrá de una votación. «El 99% de sus decisiones se toman por consenso, aunque haya mucho debate previo. La votación es la excepción y se usa para temas muy, muy, problemáticos», explican fuentes de la Unesco. No es el caso de Medina Azahara.

Todo apunta a que saldrá adelante sin problemas. La presidenta del Comité del Patrimonio Mundial, la jequesa Haya Bint Rashed Al-Khalifa, anunciará que la candidatura del yacimiento ha sido aprobada. Es a lo que apunta la lógica. Eso sí, el Comité es soberano y puede dar el título, no hacerlo (esa misma candidatura tal cual no podrá volver a presentarse) o determinar la devolución del expediente, para un posterior intento a más corto o largo plazo.