Isabel Torres en una entrevista a ABC
Isabel Torres en una entrevista a ABC - VALERIO MERINO
SALUD

«Si dejas escrito tu testamento vital, es todo más fácil»

Derecho a Morir Dignamente cree que lo ideal sería que este documento se pudiera hacer en los centros de salud

CÓRDOBAActualizado:

Pocas son las personas que, a fecha de hoy, están inscritas en el registro de voluntades anticipadas que la Junta de Andalucía creó a tal efecto hace más de 15 años. Entre los motivos puede encontrarse el desconocimiento de esta figura legal que puede facilitar mucho las cosas a los familiares de personas con una enfermedad terminal.

«Hay poca información sobre el testamento vital». Lo dice la presidenta en Andalucía de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), la cordobesa Isabel Torres. Este colectivo no tiene entre sus objetivos la difusión del testamento vital («son mucho más amplios», sostiene Torres), pero igualmente ofrece consejos sobre cómo llevarlo a cabo.

Isabel Torres lleva, cómo no, varios años con su testamento vital realizado. Y no solo ella, sino «toda mi familia, y procuro que se lo haga toda la gente que me rodea, porque es un gesto de responsabilidad y de humanidad. Estás eximiendo de responsabilidades a tus seres queridos». Isabel ya tuvo que pasar por el mal trago de tener que decidir en lugar de otra persona, un familiar que no tenía testamento vital, y «resultó muy doloroso, pero si lo dejas por escrito es todo más fácil».

Otro de los problemas que tiene el registro de voluntades anticipadas de la Junta de Andalucía es la necesidad de desplazarse hasta alguno de los puntos habilitados, que no son muchos: algunos hospitales (en Córdoba, los de Reina Sofía, Infanta Margarita y Valle de Los Pedroches) y la delegación del Gobierno de la Junta.

Como explica la presidenta de DMD, lo ideal sería que se pudiera realizar la inscripción en cualquier centro de salud y sin tener que solicitar una cita previa, porque «para la gente mayor -que son quienes más registran su testamento vital- es más complicado desplazarse».

Aún hay otro elemento que DMD considera que habría que potenciar para difundir el testamento vital, y es hacerlo mucho más ambicioso, lo que sí entronca con el objetivo principal de este colectivo. Isabel Torres aclara que «nosotros defendemos la libre disposición de la vida, por lo que vamos más allá y pedimos la eutanasia y el suicidio asistido», entre otras cosas, como opciones libres para cualquier persona que realice su testamento vital. Para avanzar en esa senda, la asociación ya tiene solicitada una reunión con el nuevo consejero de Salud, el cordobés Jesús Aguirre, para «exigir que se cumpla la Ley de Muerte Digna de 2010».

Torres recuerda que existen informes del Defensor del Pueblo Andaluz que indican que esa normativa, en la actualidad, no se está cumpliendo.