Comisaria Campo Madre de Dios
Comisaria Campo Madre de Dios - VALERIO MERINO
INFRAESTRUCTURAS

Los sindicatos policiales se unen de nuevo para reinvidicar las nuevas comisarías

Solicitarán una reunión con la Subdelegación para impulsar la licitación de los proyectos

CórdobaActualizado:

Los sindicatos de Policía Nacional en Córdoba (SUP, CEP y UFP) han recibido un nuevo revés por parte de la Subdelegación del Gobierno con el anuncio que ha hecho al Ayuntamiento de que no se podrá licitar el proyecto de las dos comisarías en Poniente y Fuensanta por estar el Gobierno de la nación «en funciones».

El anuncio ha supuesto un varapalo para estos representantes de los agentes de la Policía Naiconal porque la cesión del terreno por parte del Ayuntamiento a la Secretaría de Estado de Seguridad de los solares situados en la prolongación de la avenida Manolete, de 4.270,48 metros cuadrados, y en la calle Periodista Justo Urrutia, de 4.653 metros cuadrados, les había ilusionado. «Vimos luz al final del túnel, pero ha vuelto a decepcionarnos este anuncio», ha afirmado Antonio Sánchez, secretario provincial del Sindicto Unificado de Policía (SUP).

La idea común de todos los sindicatos es retomar la Plataforma Policía en Conflicto de la que forman parte y nombrar a un nuevo portavoz que haga de interlocutor con la Subdelegación del Gobierno. Sánchez ha anunciado que su sindicato, como el resto, empezará a retomar las actuaciones de la plataforma pero de momento, tienen «una mala sensación y sorpresa», «porque aunque se resolvió la cesión del suelo era luz al final del tunel, y veíamos que no era complicada la licitación del proyecto, porque no es una partida grande».

De momento, el SUP estudiarán qué medidas tomar después de que la Subdelegación les comunique oficialmente ese extremo del parón. Mientras tanto, recuerda Sánchez, «no hace falta decirle a la sociedad ver en el estado de la comisaria que no es propia de esta época. Los arreglos suponen tirar dinero, fontanería, electricidad es deficiente y no es adecauada», reitera.

Desde Union Federal de Policia (UFP), el secretario provincial Rubén Torres ha asegurado a ABC que ya han iniciado el contacto con la plataforma Policía en Conflicto, con la que pretenden obtener información sobre el estado del proyecto. Torres se mostró más optimista al recordar que el Ayuntamiento que ya había cedido los terrenos, y éstos ya son del Estado «queremos confiar en que los plazos se cumplan».

Según Torres, en la última reunión con la Subdelegación antes del verano les dijeron que era difícil cumplir los plazos con el Gobierno en funciones. Este año lo que buscaban desde UFP al menos era coseguir la licitación de las obras antes de que acabara el año. En este sentido reconoce que «esa era la intención que tenían... pero tal y como están las cosas, cremos que estamos reacios a que esto ocurra».

La intención de UFP es comenzar con la actividad de la plataforma policial para que no se duerma el proyecto porque las concidiones de la actual comisaría son lamentables, «ponen parches pero la Comisaria está en una situción penosa», ha añadido.

Al hilo de estas declaraciones, Torres ha manifestado que la plataforma Policía en Conflicto ha estado en stand by, «pero ahora hemos quedado en reunirnos la semana próxima nombrar una portavocía nueva y comenzar con las movilizaciones». De momento, desde la UFP reconocen que «hay una dificultad sin Gobierno constituido. Si prorrogan los presupusetos anteriores ahí no hay partida prevista. Nos reuniremos con la Subdelegación para ver si van a dar un paso, y si hay elecciones nuevas».

Por su parte, el secretario de la Confederación Española de Policía (CEP), Daniel Vacas, ha reconocido que no es optimista en este momento con el proyecto porque cree que es un desembolso importante, y que, por tanto, debe ir en una partida presupuestaria separada. «Si el señor ministro es Marlasca, parece que manifestó que tenía intención de hacerla, pero si cambia, pues no tenemos certidumbre; los plazos es obvio que no se van a cumplir», ha sentenciado Vacas.

De momento, a la Comisaría Campo Madre de Dios sólo se le ha dado un lavado exterior de cara, admite Vacas, «pero seguimos con los problemas de siempre, con mucho uso, hay que cambiar cañerías, sistemas de electricidad, el acceso a personas de movilidad reducida es imposible, y sin acensor, no basta con una adecuación momentanea de la que tenemos».

Los problemas son muchos, desde varios baños en reparación, o estancias donde no hay aire acondicionado,«la Comisaría padece los problemas de estructuras normales de un edifico de estas características», ha reiterado Vacas.