Davinia María de la Resurrección, junto al rector de la Universidad Loyolas
Davinia María de la Resurrección, junto al rector de la Universidad Loyolas - VALERIO MERINO
INVESTIGACIÓN

Una tesis sobre rehabilitación cardíaca en mujeres, la primera que emite la Universidad Loyola de Andalucía

La investigadora Davinia María Resurrección obtiene el primer doctorado de la institución académica

CÓRDOBA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Universidad Loyola Andalucía está de enhorabuena. El nombre que es tendencia en la institución jesuita es el de Davinia María Resurrección, que tiene el honor de ser la primera doctora del sello académico que comparte sede entre Sevilla y Córdoba y que este lunes ha celebrado en el Teatro Góngora el acto por la festividad de Santo Tomás de Aquino.

La doctora, este lunes en Córdoba
La doctora, este lunes en Córdoba - VALERIO MERINO

Davinia, natural de Vitoria y que ha vivido en Málaga desde siempre hasta que hace unos años se trasladó a Sevilla, obtuvo un sobresaliente «cum laude» en septiembre de 2018 por su tesis, que lleva el título de «Rehabilitación cardíaca en la mujer», y que logró además una mención internacional. Este lunes logró oficialmente el título de doctora.

Esta licenciada en la Universidad de Málaga ( Uma), que ahora es profesora asistente en la sede hispalense de la Loyola después de unos años integrada en un programa de investigación como becaria, cayó en la cuenta de que «la rehabitación cardíaca siempre ha estado orientada al hombre, cuando la realidad es que ésta es la principal causa de muerte entre las mujeres por enfermedad no transimisible».

Ausencia de los programas públicos de prevención

El trabajo de esta investigadora concluye que «la prevención es muy importante, por lo que hay cuidar la vida sedentaria, el consumo de tabaco y prestar atención el factor cardioprotector de las hormonas premenopáusicas». Un paso más en las investigaciones de esta profesora puso el acento en que «la mujer no estaba en los programas públicos de rehabilitación cardíaca que están diseñados para ellas».

¿Y por qué no asisten muchas mujeres a estos programas? Responde Davinia María de la Resurrección: «La mujer suele ser la cuidadora familiar y los cursos se suelen dar en horario matutino, cuando unas están atendiendo tareas del hogar y otras trabajando; y a estos factores se suman los problemas de transporte y las condiciones de pobreza que arrastran algunas de ellas», resalta la investigadora que ha inaugurado la era de los doctorados en la Universidad Loyola de Andalucía.