PERDONEN LAS MOLESTIAS

Todo en orden

El ataque contra el cuadro de la Diputación corona un largo y ominoso listado que camina en paralelo a la historia del arte

Aristóteles Moreno
CórdobaActualizado:

El individuo que acaba de rajar de arriba a abajo el cuadro de la Diputación no únicamente ha atentado contra la obra de la artista Charo Corrales. La suya es la misma mano que amputó en 1627 la poesía burlesca de Luis de Góngora porque sus versos desbordaban la moral debida y disparaban befas afiladas contra los desmanes de curas, frailes y devotas. Entonces, como ahora, el padre Pineda estaba allí para poner orden.

El mismo orden que mutiló «Los sueños» de Francisco de Quevedo, algunas de cuyas páginas fueron proscritas como sacrílegas por su interpretación no autorizada del juicio final y el infierno. El corrosivo poeta madrileño plegó velas después y renegó de sus

Aristóteles MorenoAristóteles MorenoArticulista de OpiniónAristóteles Moreno