La novillera cordobesa Rocío Romero, en Vistalegre (Madrid)
La novillera cordobesa Rocío Romero, en Vistalegre (Madrid) - Julián López
TOROS

El toreo de Córdoba aguarda el novillero que la ilusione

Rocío Romero, Javier Moreno Lagartijo, Carlos Jordán y El Rubio, los nombres propios del cartel actual

Córdoba Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El toreo busca. Y Córdoba espera. La afición de la tierra de los «Califas» aún conserva la esperanza de volver a encumbrar a un torero. Motivos, hay. A tenor de lo vivido días atrás, con la pervivencia de un inagotable Finito, que mantiene la llama encendida y sostiene a la afición, la cantera del toreo cordobés tiene en su haber promesas que auguran un porvenir algo prometedor.

De momento, en la Escuela Taurina de Córdoba (ETC), que regenta el Círculo Taurino de Córdoba, hay más de treinta chavales que anhelan con hacer el paseíllo. Los hay desde los siete años hasta los ya más maduros que superan la edad mínima para poder participar en festejos de cariz taurino (16) e incluso mayores de edad.

La pasada semana, dos de estos noveles, Carlos Fernández y Álvaro Alfonso se clasificaron para participar en las novilladas de promoción que organiza la cadena de televisión autonómica en unas pruebas de preselección donde hubo 43 alumnos de toda Andalucía. Del total de jóvenes, solo una quincena superó la criba con la posibilidad de torear en festejos promocionales organizados de manera competente, una evaluación que tuvo lugar en la ganadería de Los Millares. A estas pruebas también se presentó a Josué Hidalgo, que no superó el corte.

Por la ETC, también han pasado espadas del corte de Rocío Romero, que debutó con caballos la temporada pasada. Romero, presumiblemente y a falta de confirmación, va a participar en la novillada del ciclo cordobés de mayo. Ella es un baluarte dentro de los futuribles. En la provincia se le podrá ver el próximo 1 de mayo en el festival organizado para celebrar el décimo aniversario de Los Donceles (Lucena), donde toreará con Finito de Córdoba o El Fandi.

En Méjico se encuentra, desde el pasado mes de octubre, Javier Moreno Lagartijo, novillero que intenta crecer y hacerse un hueco en las Américas para volver con más experiencia. El próximo veinte de abril sumará un nuevo compromiso por aquellas tierras.

En Córdoba y su provincia hay algún que otro nombre en el panorama de novilleros, uno es el jarote Carlos Jordán, quien ha alternado en algún festejo mixto en las dos últimas campañas en la feria de su municipio y al que aún se le espera por las maneras mostradas. De los novilleros, como tal, también suena el nombre de El Rubio, que hace dos ferias anduvo más que aseado en su comparecencia en la plaza de toros de Ciudad Jardín. Aún está por definir, no obstante. Rafael Reyes, de su lado, también continúa vinculado al toreo, aunque su nivel de presencia ha mermado.

El presidente del Círculo Taurino de Córdoba, Alfonso Téllez, que suma su tercer año en el cargo,asegura que «nosotros estamos esperanzados porque parece que hay chavales que están saliendo de la escuela», en alusión a los dos citados.

En alusión al futuro de la ETC, el presidente se muestra «muy ilusionado», en referencia a que ahora está viviendo una nueva etapa, bajo la dirección de Rafael González Chiquilín y la dirección artística de Juan Antonio García El Califa, que se incorporó el pasado año.