Balmón, tras su detención en Barcelona en 1984
Balmón, tras su detención en Barcelona en 1984 - ABC
POLÉMICA

Así fue la trayectoria criminal del cabecilla de los Grapo homenajeado en un acto del Ayuntamiento de Córdoba

Fue condenado por colaborar con grupos armados, ayudar a formar un depósito de armas y tener sustancias explosivas

CórdobaActualizado:

José Balmón Castells ha vuelto al primer plano, gracias al homenaje que se le rindió en un acto para honrar a vecinos de Electromecánicas organizado por el Ayuntamiento de Córdoba, que ya ocupó en el pasado por ser uno de los cabecillas del Grapo. En dicho acto, dejó claro que no muestra ningún signo de arrepentimiento de su trayectoria criminal.

ABC Córdoba publicó el 5 de abril de 2000 un perfil de Balmón con motivo de que recibiera un polémico encargo para una escultura del Ayuntamiento de Fuente Palmera, su pueblo natal. En ese municipio, había nacido el 18 de noviembre de 1942 y a los 14 años se trasladó a Córdoba donde se incorporó a la escuela de aprendices de Electromecánicas -precisamente el acto municipal en el que intervinó el miércoles fue un acto de homenaje a ese barrio, con motivo de su centenario-.

En aquella factoría participó activamente en la lucha sindical y también en el primer núcleo fundador de Comisiones Obreras. Estuvo muy ligado al PCE hasta que se incorporó en el disidente PCEr.

En 1968 y 1974 fue detenido por «actividades políticas subversivas» y en diciembre de 1976, por su implicación en el secuestro de José María de Oriol y Urquijo.

El 9 de octubre de 1977 fue apresado en una gran redada que, bajo el nombre de «Operación Benidorm», que buscaba desarticular el Grapo. Con él cayeron 17 miembros más, entre los que se encontraba Martín Luna, acusado de ser el ejecutor material del asesinato del capitán Herguedas el 27 de septiembre.

En 1979 fue acusado de haber asesinado a un polícia el 1 de octubre de 1975. El fiscal solicitó veinte años de prisión. Fue puesto en libertad el 9 de septiembre de 1982 tras pasar cinco años en prisión. A la muerte de Martín Luna, en diciembre de 1982, Balmón se puso al frente de la «sección técnica» del Grapo, que contaba ya con pocos militantes, y los estructuró en tres secciones operativas.

Se le atribuyen los últimos atentados del Grapo: la colocación de varios artefactos explosivos en Madrid, Vigo, La Coruña y Paterna (Valencia), donde murió un teniente de la Policía Nacional.

El 4 de mayo de 1984 fue detenido en Barcelona por su presunta participación en un atentadoel 2 de enero de ese mismo año en el que murieron dos policías -puedes leer pinchando en este enlace la noticia de su detención publicada por ABC-. También estuvo acusado de participar en el secuestro del director de una sucursal del Banco de Bilbao, y de la organización de la infraestructura del impuesto revolucionario.

Finalmente pasó más de 20 años entre rejas, condenado por varios delitos, entre ellos el de colaborar con grupos armados, cooperar a la formación de un depósito de armas y tenencia de sustancias explosivas.

El 1 de diciembre de 1989 inició una huelga de hambre que abandonó el 22 de marzo. Días después negó por escrito su pertenencia a los Grapo.