Inauguración del exposición sobre la huella jesuíta en la Mezquita-Catedral
Inauguración del exposición sobre la huella jesuíta en la Mezquita-Catedral - ROLDÁN SERRANO
Cultura

Unas 80.000 personas visitan en la Mezquita-Catedral de Córdoba la exposición sobre la Compañía de Jesús

La muestra estuvo abierta al público desde el pasado mes de octubre

CórdobaActualizado:

La exposición «Amor a lo visible. Tras las huellas de la Compañía de Jesús en Córdoba», que ha estado abierta en la Mezquita-Catedral de Córdoba durante este pasado mes de octubre, dando a conocer los pasos de los jesuitas en la provincia a través del excepcional patrimonio documental custodiado en la Biblioteca Diocesana de Córdoba, ha sido visitada por unas 80.000 personas.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Cabildo Catedral de Córdoba, que ha colaborado para hacer realidad esta muestra, organizada por la Universidad Loyola Andalucía, destacando que «alrededor de 80.000 personas pudieron ver la exposición «Amor a lo visible» durante el período de la misma, entre el 5 y el 28 de octubre».

En la muestra se incluyeron documentos aportados por otras instituciones, como el Archivo y Biblioteca Provincial de la Junta de Andalucía en Córdoba, que ha colaborado así con esta muestra, junto con el Cabildo Catedral de Córdoba, la Diócesis cordobesa y la propia Compañía de Jesús, entre otras instituciones, como la Diputación de Sevilla.

Poemario jesuita

«Amor a lo visible», que es también el título de un poemario del poeta jesuita José Luis Blanco Vega (1930-2005), autor de algunos de los mejores himnos litúrgicos, igualmente ha mostrado una cuidadosa selección de piezas artísticas, videos e información gráfica sobre el legado y la historia jesuita, configurando un recorrido lleno de sentido y espiritualidad.

Entre los documentos expuestos se incluyeron tres incunables, de los que destacó el titulado «Institutiones graecae grammaticae.- Venetiis: Aldus Manutius», (1497-1498), mientras que otras piezas de gran valor fueron la escritura de fundación del Colegio de Santa Catalina de Córdoba (1554) y un ejemplar de 1563 de los «Ejercicios Espirituales de San Ignacio».

La exposición se completó con una selección de 32 piezas artísticas de origen jesuita, entre los que destacaron algunas obras de la Residencia Sagrado Corazón, pertenecientes al círculo de Murillo, y dos óleos de Pablo de Céspedes. Cabe mencionar los retratos de San Ignacio y San Francisco Javier, realizados por el círculo de Murillo en el siglo XVII y pertenecientes a la Residencia del Sagrado Corazón de Sevilla, o un Ecce Homo atribuido a Felipe de Ribas, del siglo XVII y conservado en la iglesia de San Hipólito de Córdoba.