Firma del Clúster Halal
Firma del Clúster Halal - ABC
SOLICITUD

Unos 500 veterinarios piden a la alcaldesa de Córdoba que reconsidere su apoyo a los productos cárnicos halal

Avatma le detalla en un informe el sufrimiento que provoca a los animales su sacrificio sin ser previamente aturdidos

CÓRDOBAActualizado:

La Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (Avatma) ha enviado a la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, y a otros miembros del Consistorio un informe sobre las repercusiones negativas y sufrimiento que provoca a los animales el ser sacrificados sin aturdimiento previo, práctica que normalmente es evitada en las matanzas por el rito musulmán o halal.

Según informa Avatma, esta decisión surge a raíz de que el pasado mes de mayo, Ambrosio declarara en la presentación del nuevo logotipo del Cluster Halal que esta iniciativa es «uno de los proyectos más ilusionantes en los que trabaja el equipo municipal».

Los integrantes de Avatma «quedamos sorprendidos» ante el apoyo del Ayuntamiento a una práctica que, «cuando se realiza sin aturdir previamente al animal (como ocurre en la mayoría de las ocasiones), resulta de una enorme crueldad», apunta el colectivo en una nota.

«Tenemos constancia de que los dos partidos que comparten el gobierno local, tanto PSOE como IU, han respaldado e incluso impulsado a lo largo de la geografía española numerosas iniciativas a favor de la protección y el bienestar de los animales, con lo que el apoyo a los productos cárnicos halal constituye, sin duda, un lamentable retroceso en este aspecto», indica Virginia Iniesta, vicepresidenta de Avatma.

Avatma solicitaConsistorio que promueva un etiquetado explícito de los productos cárnicos del Clúster Halal

En su informe, esta asociación profesional explica que todos los animales que son sacrificados para consumo humano en la Unión Europea deben ser previamente aturdidos, es decir, deben estar inconscientes en el momento que se les provoque la muerte, a fin de evitarles ansiedad, dolor y estrés.

Sin embargo, se permiten ciertas excepciones legales a la normativa comunitaria, en relación con ritos religiosos o determinadas tradiciones culturales. «Además -añade Iniesta- los productos obtenidos de algunos de esos sacrificios, como el halal, también pasan a la cadena habitual de consumo sin ser debidamente etiquetados, por lo que los ciudadanos carecen de la libre elección de rechazarlos por motivos éticos».

Contra las excepciones legales

La realidad sobre el sufrimiento de los animales sacrificados sin aturdimiento previo está también constatada en el posicionamiento científico emitido por la mayor organización profesional europea que trabaja en la salud y el bienestar animal, la Federación de Veterinarios Europeos (FVE), «que opina que estas prácticas son inaceptables en cualquier circunstancia», prosigue la nota. Desde Avatma respaldan dicha postura, pues consideran que «en una sociedad avanzada no deberían seguir existiendo este tipo de excepciones legales que permiten el sufrimiento evitable, ya que el bienestar animal tendría que estar siempre por encima de cualquier consideración de carácter cultural, tradicional, económico o religioso».

Por todo ello, Avatma solicita al Ayuntamiento cordobés «que no siga fomentando y promocionando un tipo de maltrato animal cruel y del todo injustificado, y les anima a posicionarse públicamente a favor de que los animales sean siempre aturdidos previamente al sacrificio, como ya aceptan distintos grupos islámicos y la Liga Musulmana Mundial».

Asimismo les insta a promover un etiquetado explícito de todos los productos cárnicos que se originen en el Cluster Halal de Córdoba, «para que ningún ciudadano se vea obligado a consumir productos de origen animal obtenidos por estos métodos de matanza, si su posicionamiento ético es contrario a este tipo de prácticas».