Salvador Fuentes, en una rueda de prensa
Salvador Fuentes, en una rueda de prensa - ABC
Municipal

Urbanismo autoriza de urgencia las obras de una nueva gran superficie en Córdoba

Firma la licencia por decreto dos días antes de que expire la licencia comercial

CórdobaActualizado:

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha autorizado de urgencia y con un trámite de apenas cuatro meses la construcción de una nueva gran superficie comercial en el polígono de la carretera de Palma en un trámite récord de apenas seis meses desde que se registró la solicitud y de unos cuatro meses desde que el proyecto apareció a información pública.

La solicitud del proyecto consta a favor de la empresa Global Megobrebi que recientemente cambió su denominación por Patios de Azahara, que será el nombre comercial de la gran superficie. La superficie de venta supera los diez mil metros cuadrados útiles y la inversión que se generará asciende a unos treinta millones de euros, aproximadamente.

El PP ha puesto en tela de juicio la validez de la licencia por razones de índole legal. En estos momentos, todo proyecto de gran superficie necesita que el suelo esté calificado con la categoría de gran superficie, que es el procedimiento administrativo en el que quedó varado el proyecto de Rabanales Plaza. De hecho, el Ayuntamiento aprobó no realizar más innovaciones de estas características para apoyar al pequeño comercio.

En este caso, se está utilizando una licencia comercial concedida a la empresa Firga, propiedad de la familia del torero Manuel Benítez, que se gestionó en el año 2009 para la creación de un parque comercial. El proyecto nunca salió adelante pero la licencia no decayó. Urbanismo entiende que hasta que la Junta no anule la licencia comercial, ésta sigue viva. La realidad es que el permiso municipal de obras se ha dado unos días antes de que se cumplan diez años de la concesión de aquella licencia antigua.

Las licencias comerciales, explicaron los ediles del PP Salvador Fuentes y Luis Martín, es el plazo máximo que se concede a este tipo de proyectos para poner en marcha la actividad comercial. Los populares creen que se está forzando la norma porque en este caso se confunde inicio de las obras con apertura de puertas. Fuentes y Martín compararon la situación a la licencia del Tanatorio y aseguraron que Urbanismo ha actuado con secretismo y sin interlocución alguna con comerciantes y empresarios.