Un operario municipal, ayer, con la nueva rotulación de la avenida Conde de Vallellano
Un operario municipal, ayer, con la nueva rotulación de la avenida Conde de Vallellano - Valerio Merino
Callejero

Los vecinos, sobre el cambio de nombre de Vallellano en Córdoba: «Ahora sí hay un problema»

La asociación del barrio reclama que se vuelva a su denominación original desde ya, en lugar de Avenida de Flamenco

CórdobaActualizado:

El próximo gobierno municipal aún no ha tomado posesión y ya tiene encima de la mesa la primera demanda. Los vecinos de Vallellano (Avenida del Flamenco, en la nueva denominación) han exigido que se vuelva al antiguo nombre de la vía alterada y que responde al nombre del político que, desde el Ministerio de Obras Públicas impulsó la construcción de la avenida y el puente nuevo o de San Rafael.

La entidad vecinal ha emitido un comunicado en el que muestra «su repulsa» por la realización del cambio de rótulos «del gobierno cesante» sin esperar a que el próximo 15 de junio tome posición la nueva corporación con una nueva mayoría. El retraso obedece a una cruel paradoja para el actual gobierno municipal. Asegura que el cambio de nombre de las calles obedece a una estricta aplicación de la Ley de Memoria Histórica de Andalucía. Sin embargo, ha estirado el chicle todo lo posible el cumplimiento de esa legislación por razones puramente electorales. Los carteles han estado guardados hasta que los estrategas políticos de la Alcaldía han considerado que era el momento de colocarlos sin que hubiese problemas.

La asociación de vecinos de la zona de Vallellano-Huerta del Rey asegura que nadie les consultó nunca cuáles eran sus preferencias y, de hecho, que ni siquiera se sentían ofendidos por la presencia del ministro y presidente de la Cruz Roja como referente del topónimo de la calle. «Ahora sí hay un problema», explica la entidad en su escrito público, que considera que las muestras de rechazo están siendo más que considerables. Conclusión: lo mejor es que el nuevo gobierno municipal, más pronto que tarde, lleve a cabo las modificaciones precisas del callejero para volver a la denominación de «Conde de Vallellano». En el el PP están más cerca de usar el genérico Vallellano como quieren quitarle el «José» a Cruz Conde.

La elección de los nombres que se han colocado correspondió al consejo rector de la Gerencia de Urbanismo. Previamente, se hicieron propuestas en los consejos de distrito. Se trata de órganos municipales donde teóricamente existe representación de todas las asociaciones de una zona determinada. Lo cierto es que buena parte de las zonas afectadas se han encontrado muy ajenas a esa toma de decisiones. Literalmente, no se sienten partícipes del cambio de nombre. Sostienen los vecinos de la Huerta del Rey que se pretende que acepten un «acto de reparación» por una medida que les aleja de los nombres y los usos populares de la zona.