Cartel anunciando la venta de una vivienda en Córdoba
Cartel anunciando la venta de una vivienda en Córdoba - VALERIO MERINO
ECONOMÍA

La vivienda en Córdoba sube de precio pero a niveles de 2004

El informe de Tinsa cifra el metro cuadrado en la capital en 1.298 euros

CórdobaActualizado:

La venta de viviendas ha empezando a arrancar al calorcillo de la disponibilidad de crédito de las entidades financieras y la liberación del fuerte «stock» de segunda mano. Pero lo cierto es que las estadísticas de precios no auguran una carrera tan local como la que se generó en los años del ladrillo más duro. Es verdad que el precio está subiendo en Córdoba capital pero hay que tener en cuenta algunos factores. Lo hace a una velocidad muy distinta que las grandes capitales como Madrid o Barcelona donde el precio se está sobrecalentando muy rápido. Y ello ocurre cuando el precio de la vivienda tocó suelo hace muy poco tiempo. En concreto, en el primer trimestre de 2015 cuando el precio medio, según Tinsa, bajó de la barrera de los 1.200 euros. En estos momentos, se encuentra en 1.298.

Para poner las cosas en un foco, el precio sube, cierto, pero desde el sótano. El crecimiento medio del metro cuadrado en el último año ha sido de un ocho por ciento. Sin embargo, si se abre el periodo de comparación resulta que en estos momentos se están pagando precios de 2004. En los primeros meses de ese año, previo aún a los excesos del sector inmobiliario y crediticio que vendrían después, se paga por un metro cuadrado en Córdoba capital 1.247 euros.

Un vistazo a las gráficas que da la empresa de tasación permite dar conocer algunos factores. El precio de la vivienda en Córdoba capital se encuentra en la media nacional y con un comportamiento muy similar. Se trata de un dato que hay que tomar con ciertas reservas porque Córdoba no es una ciudad que se encuentre en la media. Sus niveles de riqueza, empleo y actividad empresarial se encuentran a la cola por lo que los pisos, comparativamente, son caros.

En estos momentos, en Córdoba ya no se paga mucho más de la media como ocurrió en los años donde era tan fácil disponer de un crédito que cubría la totalidad del precio del piso, algo más para muebles a pagar en tres décadas. Para hacerse una idea, los informes de Tinsa muestran una subida entre 2001 y 2008 en el que el metro cuadrado en la capital pasó a costar de 730 euros a 2.310, que es el dato más elevado de la serie histórica. Desde entonces, la bajada no ha sido profunda sino profundísima. El último dato de la tasadora de referencia asegura que el ajuste de los últimos diez años ha sido, de media, de 1.000 euros por metro cuadrado. Para entenderse, un hipotético piso medio de cien metros ha pasado de venderse en 231.000 euros a algo menos de 130.000.