Imagen del partido Bidasoa-Ximénez
Imagen del partido Bidasoa-Ximénez - Diario Vasco
BALONMANO

El Ximénez deja escapar una renta de seis goles ante el Bidasoa

El conjunto pontanés pone contra las cuerdas al segundo clasificado de la Liga Asobal

IrúnActualizado:

El Ángel Ximénez perdió una gran oportunidad de sumar dos puntos de los que se consideran de prestigio, ya que tuvo contra las cuerdas al Bidasoa, la gran revelación de la Liga Asobal. Los pontaneses llegaron a disfrutar de una renta de seis goles de ventaja, pero luego se vieron atrapados por un equipo al que ahora le sale casi todo.

El Bidasoa-Irun entró con mal pie en el partido, sin acertar en las combinaciones ofensivas, sufriendo la buena actuación de Lombés y, además, sin mostrar el nivel defensivo de otras ocasiones. Ese cóctel se tradujo en que el equipo pontanés siempre fue por delante en el marcador. Nada preocupante hasta el 4-6, pero un parcial de 0-4 estiró la diferencia a seis goles (4-10 y 5-11), algo inesperado viendo la situación en la tabla de cada uno de los contendientes.

Al cuarto de hora Ledo había suplido a Rangel bajo palos y su participación fue una de las claves para que los de amarillo consiguieron minimizar el daño al descanso, con 8-12 y habiéndose cobrado una exclusión rival para prácticamente los dos minutos enteros del principio del segundo tiempo.

En ellos llegó un 2-0 que se amplió a 3-0 y, aunque Castro marcó para los andaluces, creció el parcial hasta un 7-1 en nueve minutos, culminado con una vaselina en penetración de Renaud. Por lo tanto, el Ximénez terminó malgastando su gran renta para verse por detrás en el marcador.

Con 15-13 el partido volvía a los cauces que marcaban las teorías previas a la contienda, pero todavía quedaba mucha tela que cortar. El Angel Ximénez AVIA Puente Genil echaba de menos las paradas que en el primer tiempo había realizado Lombés (de hecho le sustituyó De Hita), pero en ataque seguía funcionado bien. Tanto, que el algecireño Mario Porras, uno de los supervivientes del ascenso en mayo de 2013, puso de nuevo a su equipo por delante en el 18-19, dando entrada a diez minutos finales que se preveían de infarto.

Sin embargo, el Bidasoa-Irun dibujó un parcial de 5-0 para ponerse 23-19 a menos de cinco minutos. Aunque parecía ganado, hubo que esperar hasta la última jugada, cuando Azkue hizo el 25-23 a doce segundos del final. Porque el Ángel Ximénez tiró de orgullo para sumar algún punto en una cita donde hizo méritos. Sin embargo, el Bidasoa está en gracia. Tras este resultado, el cuadro pontanés aguarda a su próxima cita ante el Huesca.