El Ayuntamiento de Granada reclama que parte de los beneficios de la Alhambra sean para la ciudad
El Ayuntamiento de Granada reclama que parte de los beneficios de la Alhambra sean para la ciudad - abc
Patrimonio

El alcalde de Granada llama «enemigos de la ciudad» a los gestores de la Alhambra

Asegura que se pierden 17 mil euros diarios al no darse dos euros de la entrada al monumento al ayuntamiento

Actualizado:

Que las relaciones entre el Ayuntamiento de Granada y el Patronato de la Alhambra nunca han sido idílicas es un hecho constatado prácticamente desde que el monumento pasó a ser gestionado por la Junta de Andalucía. Ahora, se añade una polémica que puede enturbiar aún más la vinculación del recinto nazarita con la ciudad que le ha acusado de darle la espalda en las últimas décadas. O lo que es lo mismo, le ha reprochado no tener parte de las ganancias del monumento para mantener el patrimonio de Granada.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, lo expresó este martes de manera clara: «la ciudad pierde 17.000 euros diarios que se podrían estar cobrando a los ciudadanos que vienen a la Alhambra». Este cálculo del regidor popular se extrae de la propuesta que ya ha realizado en más de una ocasión el actual equipo de gobierno del ayuntamiento: incrementar en dos euros la entrada al monumento para destinarlos a la rehabilitación del Albaicín.

Pero la respuesta del Patronato alhambreño que preside Mª Mar Villafranca ha sido el rechazo a la iniciativa consistorial argumentado la falta de legalidad de la fórmula propuesta. Pero Torres Hurtado no deja de insistir en que su propuesta «se hace en Europa entera», además de criticar al Patronato por invertir en espacios que «están fuera» de la declaración de Patrimonio Mundial de la Unesco que abarca al conjunto nazarita y el barrio del Albaicín. Una tienda en el centro de la capital con la que hace negocios o la Fundación Rodríguez Acosta son las inversiones que critica el regidor porque «nada tiene que ver» con el mantenimiento del recinto protegido por el organismo de la ONU desde hace veinte años en el caso del arrabal albaicinero.

Precisamente, la Unesco en un reciente informe que adelantó ABC expresaba que «es necesario arbitrar procedimientos públicos y turísticos» para generar un porcentaje destinado al mantenimiento del patrimonio del milenario barrio granadino. En este contexto el alcalde de Granada también advierte de que España ha dejado de ser receptora de fondos europeas para ser «dadora» de los mismos, de modo que han de buscarse otras vías de financiación para conseguir esa «inversión extra» que necesita el Albaicín.  

La Junta «no quiere» a Granada

Torres Hurtado insiste, además, que  los ingresos que genere un bien declarado Patrimonio de la Humanidad deben revertir en ese mismo patrimonio, de acuerdo a las indicaciones de la Unesco. Por este motivo, el regidor asegura no entender «la postura de la Junta» de negarse a aceptar la propuesta municipal «pues lo que se está pidiendo es que se aumente dos euros el precio de la entrada para que ese dinero finalista vaya al Albaicín». Al no hacerlo «son unos enemigos de la ciudad», espetaba el alcalde de los responsables de la administración autonómica.

A estas palabras, Torres añadía que se muestra convencido de que su propuesta «no choca con la ley», salvo que «te encuentres con una persona que no quiere a Granada para nada o que obedece ciegamente a Sevilla», en clara alusión a la directora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca.  

El monumento nazarita, compuesto de la Alhambra y el Generalife, llegó a tener el pasado año 2,31 millones de visitantes, lo que supuso una recaudación de 27 millones de euros en entradas para acceder a este recinto. Un «botín» que la ciudad no está dispuesto a perder el rastro.