La concejal de Turismo, Rocío Díaz, portadora del pendón de Castilla
La concejal de Turismo, Rocío Díaz, portadora del pendón de Castilla - abc
Tradiciones

Granada celebra la Toma entre aplausos y abucheos

Los concejales del grupo municipal socialista declinan tremolar el pendón de Castilla para mostrar su rechazo a esta festividad

Actualizado:

Como viene siendo tradición, cada 2 de enero, la ciudad celebra el Día de la Toma, que conmemora los 532 años que han transcurrido de la entrega de Granada a los Reyes Católicos. Esta efeméride, que recuerda el final de la guerra del Reino Nazarí, que venía a cerrar diez convulsos años de campaña militar, siempre ha estado envuelta en polémica. Este año no podía ser de otra forma.

El epicentro de este ceremonial ha sido la Plaza del Carmen, sede del consistorio granadino, que a las 11 de la mañana se engalanaba para recibir a la comitiva militar, una sección de veinte soldados del Ejército de Tierra, que han acompañado a la procesión civil, encabezada por la concejal de Cultura, Rocío Díaz, que ha presidido el desfile de los ediles municipales del equipo de gobierno, junto con el Teniente General del MADOC, Alfredo Ramírez Fernández.

A ambos lados de la plaza, y separados por un importante cordón policial partidarios de esta celebración y detractores de la misma. Grupos de extrema derecha y extrema izquierda han mantenido un fuerte enfrentamiento verbal con encendidas consignas mostrando su apoyo a este acto, los unos, y su rechazo al mismo los otros. Clima tenso, que sin embargo este año se ha saldado sin incidente alguno.

A la tradicional misa en la catedral de la capital, oficiada por el Arzobispo Monseñor Francisco Javier Martínez, en la que ha recordado que «de todas las guerras de la Humanidad, la de Granada fue la más humana», le ha seguido una visita a la Capilla Real, donde descansan los restos de los Reyes Católicos, y donde la concejal de Comercio, María Francés ha ondeado el estandarte castellano.

El acto ha finalizado en el balcón del consistorio, al grito de «Granada, Granada, Granada, por los ínclitos Reyes de España don Fernando V de Aragón y doña Isabel I de Castilla. Viva España. Viva el Rey. Viva Andalucía. Viva Granada», por parte de Díaz, que este año ha tenido que cumplir con esta tradición, a pesar de que el turno recaía en la concejal socialista Raquel Ruz, que al igual que su compañero de corporación Francisco Cuenca en la Capilla Real, han declinado participar en esta festividad para mostrar su rechazo por la misma.

No han asistido tampoco al desfile procesional los concejales de Izquierda Unida, y la concejal de UPyD, lo ha hecho tan solo al acto civil, obviando la homilía religiosa.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, ha destacado que la ciudad tiene un gran aprecio a este día, «ya que recuerda la formación del primer reino moderno de Europa, y hacemos lo que nos piden los granadinos, que es celebrar este día con rigor, a pesar», ha querido hacer hincapié «en que los grupos radicales deberían dejar de ser intolerantes y respetar lo que la mayoría quiere».