Un tren de mercancías circulando por Zaragoza, algo que sería imposible en Granada
Un tren de mercancías circulando por Zaragoza, algo que sería imposible en Granada - Efe
AVE Granada

Adif comienza a licitar la doble vía del AVE en Granada que pone en jaque el Corredor Mediterráneo

La duplicación de la vía permitirá mejorar la circulación de la alta velocidad, pero seguirá impidiendo el transporte de mercancías por tren, una prioridad europea

GranadaActualizado:

Adif ha comenzado a licitar la doble vía del AVE en Granada. La empresa pública ha iniciado los trámites para la redacción del proyecto para duplicar las vías de la alta velocidad entre la bifurcación de Archidona (Málaga) y el barrio granadino de La Chana. Esta mejora de la infraestructura permitirá mejorar la circulación y las frecuencias de los trenes de la alta velocidad más lenta de España, aunque su instalación sigue poniendo en jaque el futuro Corredor Mediterráneo.

El Corredor Mediterráneo, que en España se prolonga desde Algeciras hasta Francia por el litoral, es un proyecto europeo que contempla establecer una línea continúa de ancho estándar para 2023 con el objetivo fundamental de transportar mercancías por vía ferroviaria. Con una tasa del 0% en Granada —pese a que sería viable conectar el Puerto de Motril— y al mínimo en el resto de Andalucía, sigue siendo una de las agrandes asignaturas pendientes.

Sin embargo, las líneas de alta velocidad por las que está apostando Adif difícilmente podrán soportar la carga de los pesados trenes de medio kilómetro de longitud que habrán de circular por estas vías. «Dañaría bastante la vía en sí, tendría que reforzarla en muchos sitios», apunta a este periódico Tomás Rodríguez, trabajador de Adif, sindicalista de CGT y miembro de la plataforma Granada por el Tren, nacida para reivindicar otras realidades del ferrocarril más allá del AVE.

Tanto Rodríguez como otros expertos ferroviarios consultados por este periódico coinciden en señalar que, si bien la doble vía facilitará el tránsito de trenes de alta velocidad, especialmente para las conexiones de Sevilla y Málaga con Granada, el hecho de que las vías se diseñen expresamente para el AVE supondrá un problema a la hora de establecer el Corredor Mediterráneo: «No cumpliría los requisitos para el transporte de mercancías».

La lentitud de Loja

Adaptar la línea al transporte de mercancías supondrá un importante esfuerzo técnico y económico. Por ahora, Adif únicamente ha licitado por unos 250.000 euros los servicios de consultoría para la redacción del proyecto por el que se construirá la doble vía del AVE a lo largo de 62 kilómetros. Quedan excluidos los casi 30 kilómetros del tramo de Loja, el auténtico «embudo» que obliga al AVE a reducir su marcha hasta los 37 km/h, haciendo de la de Granada la alta velocidad más lenta de España.

Previsiblemente, la variante de Loja que en paralelo Adif ha comenzado a licitar permitirá una disminución del elevado tiempo de viaje y dispondrá también de doble vía. Además, esta variante de las vías posibilitará el transporte de mercancías, dado que corregirá el desnivel que existe en la actualidad y habrá una pendiente máxima del 3%, que es el límite. De momento, y pese a la urgencia de esta obra, Adif únicamente ha licitado un primer tramo de uno de los 30 kilómetros que comprenden este «embudo».