El alcalde del municipio granadino de Iznalloz, el socialista Mariano Lorente.
El alcalde del municipio granadino de Iznalloz, el socialista Mariano Lorente. - Ideal
Granada

Un alcalde de Granada adelanta 16.000 euros de su bolsillo para garantizar el suministro de agua

El regidor de Iznalloz, Mariano Lorente, ha abonado la factura ante la delicada situación de las arcas municipales

L.R.
GranadaActualizado:

El alcalde del municipio granadino de Iznalloz, Mariano Lorente, del PSOE, ha adelantado 16.000 euros de su bolsillo para la adquisición del material necesario para activar un pozo que desde principios de julio garantiza el abastecimiento de agua en todas las zonas del municipio, como ha informado Radio Granada este martes.

Según ha apuntado Lorente a ABC, existen «fórmulas» que le permitirán recuperara el dinero «cuando el Ayuntamiento disponga de liquidez». Cuenta con el beneplácito de la secretaria municipal, que buscará un encaje administrativo a la devolución de los 16.000 euros gracias al expediente de emergencia abierto por la situación que atraviesa el pueblo: «No me preocupa, lo que me preocupa es que Iznalloz tenga agua».

Mariano Lorente ha señalado en declaraciones a Europa Press que a su llegada a la alcaldía, recuperada este verano, los técnicos le advirtieron de que distintas zonas de hasta un 40% del término municipal sufrían cortes de agua. La insuficiente capacidad del ajibe impedía garantizar el suministro las 24 horas del día.

El anterior gobierno popular había construido un pozo para cuya activación hacía falta una inversión de más de 200.000 euros y «meses de obras» Por ello, el Ayuntamiento encargó la construcción de uno nuevo, cerca del aljibe y de un generador eléctrico, que se encargó a una empresa local que todavía no ha cobrado por acometer la obra.

A falta de bomba, cuadro eléctrico y demás material necesarios para su puesta en marcha, Lorente decidió adelantar de su bolsillo 16.000 euros a la empresa contratista, dada la delicada situación de las arcas municipales, «vacías» y con las nóminas «sin pagar» desde mayo. Además, fontaneros y electricistas del Ayuntamiento han sido la mano de obra empleada para su activación, para lo que ha sido necesaria también la construcción de una caseta