El hombre asaltó una farmacia en el Zaidín y otras dos en la Zona Norte de Granada esa misma mañana.
El hombre asaltó una farmacia en el Zaidín y otras dos en la Zona Norte de Granada esa misma mañana. - ABC
Sucesos Granada

Asalta una farmacia en Granada con su mano en el bolsillo a modo de pistola

Un hombre ha sido detenido por tratar de atracar el establecimiento simulando portar un arma

L.R.
GranadaActualizado:

Un hombre de 38 años y origen español ha sido detenido por la Policía Nacional después de asaltar una farmacia ubicada en el barrio del Zaidín. El presunto atracador no llegó a sustraer nada, pero lo intentó intimidando a la dependienta de la tienda con su mano en el bolsillo a modo de pistola. Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, el arrestado sería el autor de otros dos atracos en farmacias de la Zona Norte perpetrados el mismo día por la mañana.

Varios agentes de servicio que se encontraban por la zona fueron informados por el 091 de un robo en una farmacia próxima. Los policías se personaron en el local, donde la empleada manifestó que minutos antes había sido asaltada por un hombre con el rostro parcialmente cubierto. Entró en el establecimiento y la intimidó introduciendo su mano en el bolsillo del pantalón, simulando portar una pistola, mientras le exigía todo el dinero y registraba debajo del mostrador.

La empleada consiguió pulsar el botón de alarma, por lo que el varón huyó sin llegar a sustraer nada. Entonces, los agentes desplegaron un dispositivo de búsqueda para localizar al varón, que pocos minutos después fue detenido y trasladado a dependencias policiales. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial y se ha ordenado su ingreso en prisión como presunto autor de tres robos con violencia, dado que ese no sería el único incidente protagonizado por el varón.

Las investigaciones realizadas apuntan a que el mismo día por la mañana habría perpetrado dos atracos más en sendos comercios de la zona norte de Granada empleando el mismo modus operandi de intimidar señalando una supuesta arma en el bolsillo, aunque en uno de ellos también empujó a una de las dependientas.