José Antonio Moreno dimitió hace unos días como jefe de la Policía Local de Granada
José Antonio Moreno dimitió hace unos días como jefe de la Policía Local de Granada - Fermín Rodríguez
Tribunales

La Audiencia de Granada absuelve de acoso al exjefe de la Policía Local

La demandante, próxima al Partido Popular, denunció a José Antonio Moreno tras ser apartada de su puesto en los juzgados de la Caleta después de que un ataque informático interno borrara todos los archivos de los ordenadores

GranadaActualizado:

La Audiencia Provincial de Granada ha dictado la absolución de José Antonio Moreno, exjefe de la Policía Local de Granada, que dimitió hace unos días y ha sido juzgado tras la denuncia de exinspectora del cuerpo que aseguró haber sido acosada laboralmente. Esta compañera, próxima al PP, fue apartada del cargo que ostentó durante los 13 años de mandato del exalcalde investigado José Torres Hurtado: la unidad adscrita a los juzgados de la Caleta, cuya base de datos sufrió en 2016 un ataque informático todavía por esclarecer que borró irreversiblemente toda la documentación contenida en los ordenadores, según ha podido saber ABC.

La exinspectora, que además fue degradada a oficial después de que se reconociera judicialmente que las preguntas de sus oposiciones se habían filtrado, acusó a Moreno de «usar su superioridad jerárquica» para cambiarla de puesto y de «adoptar decisiones injustificadas» para «humillarla». Al menos cuatro testigos ratificaron su denuncia, en la que la policía aseguraba haber sido apartada a un puesto sin taquilla propia ni despacho ni ordenador ni usuario para realizar las gestiones telemáticas pertinentes durante un mes, tras el nombramiento de Moreno con la entrada del nuevo equipo de gobierno socialista.

La sentencia de la Sección Primera de la Audiencia de Granada le da la razón a José Antonio Moreno en su línea de defensa. El exjefe de la Policía Local declaró que había actuado acorde al reglamento y el fallo sostiene que no es posible atribuirle una conducta de hostigamiento sistemático y prolongado en el tiempo hacia esta inspectora susceptible de ser considerado un delito de acoso laboral con los consiguientes supuestos daños psicológicos por los que la demandante exigía una indemnización de 25.000 euros y casi tres años de cárcel.

De acuerdo con la resolución de la que ha informado Europa Press, la Audiencia «no considera acreditado que mantuviese deliberadamente a esta inspectora sin acceso al sistema informático; que no le facilitase los medios para acceder a las dependencias policiales; que le negase un despacho, que apareciese con una categoría inferior en los estadillos de servicios; o que no se le proporcionasen las taquillas que le correspondían», tal y como ella alegó.

Animadversión mutua

En primer lugar, porque pese a la «animadversión mutua» que existe, la Audiencia cree que la decisión de cambiarla de destino se integra dentro de la lógica del ejercicio del mando, pues al asumir Moreno la Jefatura de la Policía Local consideró oportuno que ella dejase de ser la jefa del equipo de Policía Judicial y dispuso que pasara a la patrulla de barrios. Las razones de esa decisión, advierte el tribunal, «pertenecen a la esfera interna» del entonces jefe de la Policía «para dirigir el cuerpo».

La Fiscalía había solicitado la libre absolución para Moreno. El letrado que ha defendido al ya exjefe de la Policía Local, Domingo Manuel Domingo, ha destacado en declaraciones a Europa Press que esta sentencia «viene a restituir la dignidad» de su cliente, que «ha soportado ataques a su persona durante todo el proceso que le han impedido desarrollar en toda su plenitud la Jefatura de la Policía Local de Granada, ya que ha sido utilizado todo el procedimiento políticamente, introduciendo en el juego político un asunto judicial».