Sebastián Pérez, en 2017, tras proclamarse nuevamente presidente del PP de Granada.
Sebastián Pérez, en 2017, tras proclamarse nuevamente presidente del PP de Granada. - L.R.
PP Granada

La Audiencia de Granada revisa este martes las primarias del PP

El congreso provincial de los populares de 2017 en el que Sebastián Pérez, ahora desaparecido, revalidó su presidencia fue tumbado en primera instancia por incumplir los propios estatutos del partido

GranadaActualizado:

Más de dos años después de que Sebastián Pérez revalidara la presidencia del PP de Granada tras 13 años al frente, la sección quinta de la Audiencia Provincial revisará este martes aquel bronco congreso provincial que fue tumbado por el Juzgado de Primera Instancia 7 de la capital.

Dicha sentencia dejó «sin efecto» la convocatoria de aquellas primarias, «así como todo el proceso congresual», que fue contrario a los propios estatutos del PP, por lo que la repetición del congreso es obligada. El fallo invocaba la Ley de Partidos. Los populares, no conformes, recurrieron la resolución.

La revisión de la sentencia estaba prevista el 23 de julio, pero la baja por enfermedad de un magistrado ha adelantado el señalamiento al 16 de julio. Este martes, la Audiencia habrá de pronunciarse sobre la nulidad de esta suerte de primarias.

La condena obliga al PP de Granada a pagar las costas del litigio que emprendió el principal candidato rival, el exconcejal capitalino Juan García Montero, quien denunció las irregularidades que fueron confirmadas por el tribunal.

Alejado del despacho

La revisión de la sentencia llega en un momento delicado para Sebastián Pérez, quien no ha visto cumplida su aspiración de ser alcalde en el Ayuntamiento de Granada, pese a ser el líder del partido más votado del gobierno municipal, y todo indica que tampoco podrá ser vicealcalde por el veto de Vox. Su pretensión siempre ha sido la de seguir recurriendo el fallo hasta el Tribunal Supremo y así poder celebrar dentro de dos años el congreso provincial.

Pero los acontecimientos podrían precipitarse. Tras 15 años al frente del PP en Granada, su continuidad está más cuestionada que nunca y diversas voces dentro del partido, incluso las que hasta ahora habían sido próximas a Pérez, reclaman la repetición de las primarias a la vuelta del verano. Desaparecido, el fiasco de la investidura en la que el candidato de Ciudadanos, Luis Salvador, acabó convertido en alcalde por sorpresa, ha trastocado su sueño de ser él el regidor, Pérez permanece alejado del foco mediático, y de su despacho consistorial.