El Hotel Abades Nevada Palace de Granada, donde fue detenido antes de que Pedro Sánchez diera un mitin
El Hotel Abades Nevada Palace de Granada, donde fue detenido antes de que Pedro Sánchez diera un mitin - ABC
Sucesos

La Audiencia Nacional deja en libertad al kurdo detenido antes del mitin de Pedro Sánchez en Granada

Turquía reclama la extradición de este profesor universitario de 60 años al que acusa de ser un terrorista del PKK

Granada Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Audiencia Nacional ha decidido dejar en libertad sin medidas cautelares al militante del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que fue detenido este martes en el mismo hotel donde el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pronunció un mitin socialista horas más tarde.

Así lo ha acordado el juez Ismael Moreno este miércoles. Aunque en un primer momento se creyó que podía tratarse de un yihadista, fuentes de la Policía Nacional informaron a ABC de que se trata de un activista kurdo requerido por Turquía, que, al igual que otros tantos países, considera que el PKK (que combate al islamismo radical) es una organización terrorista.

Según ha publicado Granada Hoy, el detenido es un refugiado, un profesor kurdo de 60 años que se encontraba de vacaciones en España. La Fiscalía se ha pronunciado a favor de dejarle en libertad a la espera de que llegue más información desde Turquía sobre su caso.

Turquía reclama a este hombre por integración en organización criminal y pesaba sobre él una orden internacional de detención, razón por la cual ha prestado declaración ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

Tal y como consta en el auto del juez Moreno, el detenido «se prendió fuego delante del edificio de la Unión Europea en Nicosia (Chipre), pidiendo un nuevo juicio para Abdulá Ocalan, terrorista de la organización PKK encarcelado». Actualmente, el investigado reside en Limassol, en el sur de Chipre y se le considera un «líder» del PKK, organización considerada terrorista tanto por Estados Unidos como por la UE.

La defensa del arrestado ha negado su pertenencia al PPK. Turquía tiene ahora un plazo de 40 días para enviar toda la información que considere necesaria para sustentar su solicitud de extradición. Una vez transcurra este tiempo, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional convocará una vista para dirimir la cuestión y emitirá sentencia aceptando o denegando la entrega.