Jesús Candel, en una concentración de apoyo a este médico
Jesús Candel, en una concentración de apoyo a este médico - Alfredo Aguilar
SANIDAD

El Colegio de Médicos de Granada expedienta al jefe de Nefrología que denunció a Spiriman

Pacientes y profesionales alertaron de una mala praxis de Antonio Osuna ante el instructor del procedimiento disciplinario abierto a Jesús Candel

SevillaActualizado:

La denuncia que presentó el jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Virgen de las Nieves de Granada contra el doctor Jesús Candel, más conocido como Spiriman, se ha vuelto en su contra como un bumerán.

El pleno de la junta directiva del Colegio de Médicos de Granada ha acordado por unanimidad abrir un expediente de información previa, es decir, una investigación interna, a Antonio Osuna Ortega, jefe del Nefrología en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), ante la gravedad de los hechos expuestos por pacientes y antiguos compañeros del nefrólogo que testificaron durante la instrucción de otro procedimiento disciplinario abierto a Spiriman por las descalificaciones vertidas por el combativo médico contra Osuna en las redes sociales.

Tales testimonios apuntan a una supuesta mala praxis del citado jefe en el desempeño de su trabajo, según ha podido saber ABC. Las declaraciones que los testigos prestaron ante el instructor del expediente contra el médico granadino, serán remitidas a la Comisión de Deontología «para su estudio e informe».

La denuncia que presentó contra Spiriman por descalificaciones se ha vuelto en su contra

Entre tanto, el procedimiento disciplinario abierto a Candel queda en suspenso, según la comunicación escrita notificada el pasado lunes a este doctor, que organizó las manifestaciones contra la precariedad en la sanidad y la fusión de hospitales públicos en Granada.

En un comunicado, la Asociación Justicia por la Sanidad, que lidera Spiriman, informa de la suspensión del expediente abierto contra Candel por parte de la junta directiva del Colegio de Médicos de Granada.

La defensa jurídica de Jesús Candel instó al Colegio de Médicos de Granada a que enviara toda la documentación y las testificales a la Fiscalía Provincial para que se abra diligencias previas «ante la gravedad de los hechos relatados por los testigos» propuestos por el médico granadino en dicho expediente disciplinario.

Desde la asociación advierten de que los hechos se han trasladado a los responsables del hospital, donde Antonio Osuna trabaja como jefe del Servicio de Nefrología, «para que se valore desde el Servicio Andaluz de Salud la apertura de un expediente disciplinario contra el Sr. Osuna, de lo que hasta la fecha no se tiene noticias».

También han sido informados por escrito los responsables sanitarios que todos estos hechos al objeto de que, en caso de que se abran diligencias, «se persone el SAS en la causa para que asuma su responsabilidad como autoridad sanitaria y para la defensa de los pacientes afectados y de los testigos cualificados que trabajan en el mismo hospital».

Por otro lado, el pasado mes de junio, la Fiscalía de Granada abrió un procedimiento penal contra el doctor Jesús Candel a fin de valorar, «con todas las garantías jurídicas, la posible comisión de delitos de injurias y calumnias contra autoridades y funcionarios públicos», entre ellos la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, o la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. Rechazó que el procedimiento se siga por el delito de odio al que se referían los denunciantes Juan Pérez y Juan Pinilla al considerar que no concurren los elementos de este delito tipificado por motivos de raza, religión, ideas políticas y orientación sexual.

El fiscal instructor propuso el archivo en dos ocasiones al entender que sus descalificaciones formaban parte de la libertad de expresión en un tema sensible. Sin embargo, el fiscal jefe decidió continuar con el procedimiento.