Vecinos de la zona Norte de Granada, en una manifestación contra los cortes de luz
Vecinos de la zona Norte de Granada, en una manifestación contra los cortes de luz - Pepe Marín
Servicio

Cortes de luz en Granada: la Junta de Andalucía exige a Endesa una auditoría de sus instalaciones en Norte

La administración ha remetido un requerimiento oficial a la empresa eléctrica para que se someta a una revisión externa y arrojar luz sobre uno de los problemas más oscuros e inhumanos a los que se enfrenta la provincia

Granada Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sólo cuatro días más tarde de que terminara el encierro del cura de la barriada de La Paz, Mario Picazo, y el defensor del ciudadano granadino, Manuel Martín, en protesta por el problema de los continuos cortes de electricidad en el distrito Norte de Granada, la Junta de Andalucía ha actuado, instando a Endesa a que se someta a una auditoría externa para evaluar sus instalaciones y arrojar luz sobre uno de los problemas más oscuros e inhumanos a los que se enfrenta la provincia.

La administración autonómica ha emitido un requerimiento oficial a la compañía eléctrica que sea objeto de una revisión de sus infraestructuras. Un trámite que se ha realizado a través del Servicio de Industria, Energía y Minas de la Delegación de la Junta de Andalucía en Granada y ha sido el propio delegado el que ha adelantado a Endesa la noticia por vía telefónica.

El delegado provincia, el popular Pablo García, ha informado de este requerimiento para que sean evaluadas por una empresa independiente y certificada tanto las redes de distribución como las instalaciones de enlace, de manera que los técnicos de la Junta de Andalucía puedan comprobar la calidad de las instalaciones y acreditar técnicamente el origen de un problema que afecta en especial a personas enfermas y en general a todas las familias de estos barrios.

El delegado de la Junta, Pablo García, en una reunión técnica junto al defensor del ciudadano de Granada, Manuel Martín, entre otros.
El delegado de la Junta, Pablo García, en una reunión técnica junto al defensor del ciudadano de Granada, Manuel Martín, entre otros. - ABC

El delegado del Gobierno ha adoptado esta decisión excepcional al amparo del Real Decreto 1955/2000, que determina los índices de calidad individual en el suministro eléctrico por parte de las distribuidoras y faculta a la administración competente a efectuar cuantas inspecciones o comprobaciones considere necesarias para determinar la calidad del suministro en una determinada zona.

«Se trata de una medida excepcional, de gran alcance, que implicará que por primera vez una entidad independiente y al margen de Endesa pueda detectar qué está fallando y dónde en el suministro de la Zona Norte, para de inmediato, en cuanto lleguen los resultados, podamos ponernos a trabajar para solucionar cuanto antes este grave problema y exigir a quien tenga la competencia que actúe con urgencia», ha señalado Pablo García.

Resultados públicos

El delegado del Gobierno ha anunciado también que hará públicos los resultados «en cuanto lleguen a nuestro poder para que por primera vez los vecinos afectados, las instituciones y demás afectados puedan saber realmente dónde están los problemas y quién debe atajarlos». Endesa ha mantenido en todo momento que los cortes se deben a la proliferación de los cultivos de marihuana en Granada, que es una de las principales productoras de cannabis de Europa.

Pablo García ha agradecido la disposición «permanente» de la empresa distribuidora a buscar soluciones ante los apagones y mejoras en la calidad del servicio «éste no es un problema de una empresa ni de una administración concreta, es una situación de emergencia que debe tener una respuesta de calado mediante una actuación conjunta de todas las administraciones».

El delegado del Gobierno ha reconocido la envergadura de la decisión adoptada «pero había que hacer algo, lo que estuviese en nuestras manos, aunque sea la primera vez que se aplica, le pese a quien le pese, porque de esta forma podremos tener el diagnóstico certero de si los medios que Endesa está empleando en la zona afectada son los adecuados y así poder determinar de inmediato un plan de urgencia para acabar con la pesadilla de ver a las familias que pagan su recibo de la luz sin suministro».

Pablo García ha recordado que la resolución de este problema es una prioridad para el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía. De hecho, la primera decisión adoptada por los delegados territoriales en su primera reunión de febrero de este año fue crear una mesa técnica para los cortes de luz en la Zona Norte, donde están representados todos los organismos de la Junta de Andalucía con competencias en la materia y la propia empresa.

«El trabajo desarrollado en estos siete meses ha sido espectacular. Hemos logrado regularizar prácticamente los contratos de suministro eléctrico de todas las viviendas tuteladas por la Junta de Andalucía de la principal zona afectada, que llevaban años en situación ilegal, y estamos dando un impulso enorme al resto de bloques de nuestra propiedad que quedan por regularizar», ha señalado Pablo García.

Reclamaciones

Esta adecuación de los contratos permite que cada vecino disponga de contador -antes no tenían y eran habituales los enganches ilegales- y de esta forma una garantía de seguridad personal en la instalación para los habitantes de la vivienda y un mecanismo para evitar la generalización de apagones.

El Servicio de Industria, Energía y Minas, continúa también su labor de atención al ciudadano con la tramitación de los expedientes de reclamación por cortes de luz que llegan a la Junta de Andalucía, 19 en lo que va de año. Estos expedientes determinan, en los casos acreditados, la obligación por parte de la suministradora de la aplicación de descuentos en la facturación a los usuarios, descuentos que se están aplicando con carácter anual dentro del primer trimestre al del incumplimiento y que tiene como tope máximo el 10% de la facturación anual.

Por último, el delegado del Gobierno hace un llamamiento al resto de administraciones o instituciones a que se alejen de la polémica política y traten de buscar soluciones y actuar conforme les corresponde en el marco de sus competencias, como está haciendo desde el primer momento el nuevo Gobierno de Andalucía.