La escritora Mariluz Escribano Pueo ha fallecido en Granada a los 82 años.
La escritora Mariluz Escribano Pueo ha fallecido en Granada a los 82 años. - Ramón L. Pérez
Cultura

Fallece la poeta granadina Mariluz Escribano, voz del silencio inolvidable

Escritora tardía y exponente de la «literatura sumergida» femenina, la autora ha fallecido a los 83 años en Granada tras una trayectoria reconocida y catalogada como una de las más importantes de España

GranadaActualizado:

«Dejaré un silencio en el recuerdo / sonidos de una voz que fue muy joven, / y un aroma de sándalo y cipreses / para que no me olvides. […] Cuando me vaya / habré perdido tantas cosas, / que creceré en trigal / por no morirme». Son los versos proféticos y comprometidos de la escritora granadina Mariluz Escribano Pueo, que ha fallecido en la tarde de este sábado en Granada. El funeral tendrá lugar este domingo a las 13:00 horas en el cementerio de San José.

Catedrática de Didáctica de la Lengua y la Literatura, doctora en Filosofía y Letras y diplomada en Magisterio, a sus 83 años, tras una larga enfermedad que ha mantenido intacta su cráneo privilegiado hasta el último momento, Mariluz Escribano ha encontrado la muerte en la ciudad que le vio nacer el 19 de diciembre de 1935, y marcharse a Palencia por la Guerra Civil, en la que su padre fue fusilado, tras lo que regresó a Granada años más tarde; un viaje de ida y vuelta que marcó su vida y su obra.

Su voz era el silencio, inolvidable. Exponente de la conocida como «literatura sumergida» femenina, escritora tardía, Escribano fue reconocida en vida con diversos galardones, como la Medalla de Oro al Mérito de la Ciudad de Granada, el Premio Andalucía de la Crítica o la Bandera de Andalucía. Recibió el pasado mes de enero el X Premio de las Letras Andaluzas, antes otorgado a escritores de la talla de Antonio Gala, Manuel Alcántara, Pablo García Baena, Rafael Guillén o Josefina Molina.

Entre sus obras poéticas destacan «Sonetos del alba», la obra con la que se estrenó en 1991, «Desde un mar de silencio», «Canciones de la tarde», «Umbrales de otoño» o «El corazón de la gacela», además de su antología «Azul melancolía», publicada por Visor en 2016. Ese mismo año, Mariluz Escribano fue seleccionada como una de las 82 poetas más importantes de la literatura española entre 1886 y 1960, compiladas para la antología «Poesía soy yo. Poetas en español del siglo XX», editada por Raquel Lanseros y Ana Merino.

Adelantada a su tiempo, fue también fundadora y directora de la revista literaria EntreRíos, además de escritora de periódicos, tanto en el diario Patria como en el Ideal de Granada. Ligada a los movimientos cívicos de la ciudad, aquellas publicaciones y sus primeros compases en el mundo académico la llevaron a formar parte de colectivos feministas como Mujeres por Granada o Mujeres Universitarias.