Imagen del último accidente que ha sufrido el tren turístico de Granada en el Albaicín.
Imagen del último accidente que ha sufrido el tren turístico de Granada en el Albaicín. - ABC
MOVILIDAD GRANADA

La falta de seguridad, el motivo de la suspensión del tren turístico en Granada

La empresa ha dejado de vender billetes a raíz de la orden de paralización cautelar e indefinida del Ayuntamiento

Actualizado:

La continuidad del tren turístico de Granada es una incógnita. El Ayuntamiento de Granada ha ordenado la paralización de este servicio tras el accidente que sufrió uno de los vehículos la pasada semana. Por el momento, la empresa ha dejado de vender billetes y los trabajadores, cuyo futuro está en el aire, han estado devolviendo dinero a los clientes durante este miércoles, como ha adelantado este periódico. El motivo que esgrime el Consistorio socialista: la seguridad.

La concejal de Movilidad, Raquel Ruz, ha apuntado a ABC que se trata de una «suspensión cautelar del servicio», que no estará de nuevo en servicio hasta que la empresa cumpla con los nuevos estándares de seguridad: «Hemos subido el nivel», ha asegurado: «Tenemos la obligación de garantizar la seguridad del tren y los técnicos han detectado algunos puntos que la empresa debe corregir».

La edil del equipo de gobierno califica este periodo de «indefinido»: puede terminar en cuestión de horas o nunca, y en caso de que lo haga, el tren turístico, afirma Ruz, tendrá que cambiar su recorrido. Estos vehículos no volverían a pasar por el Carril de la Lona, donde se produjo el accidente: «Será por la Carretera de Muria», pero siempre en función de que la empresa se adapte a lo «que estiman los técnicos que tiene que mejorarse».

Incidentes habituales

Sobre el accidente que sufrió el tren hace unos días, Ruz ha comentado que «no ha sido el primero que pasa, ha sido ya varias veces», como insisten también fuentes de la asociación de vecinos del Albaicín, en contra de este servicio por los problemas de movilidad del barrio y por el riesgo que conlleva la circulación de un vehículo de estas características por esas estrechas, empinadas y empedradas calles.

La continuidad de una treintena de trabajadores de la empresa que hasta ahora ha prestado este servicio tampoco está garantizada. Los empleados han sido notificados por técnicos municipales y desconocen qué pasará en el futuro con el proyecto que implantó el equipo de gobierno popular en el anterior mandato y contra el que Vamos Granada se ha manifestado para pedir su supresión.

En el supuesto de que la empresa no aporte al Ayuntamiento las certificaciones requeridas por los técnicos municipales, el servicio del tren turístico «se suspenderá indefinidamente por seguridad». Fuentes consistoriales de este periódico no aseguran que, disuelto el actual contrato, el equipo de gobierno trate de buscar a otra empresa para sustituir a la todavía adjudicataria.

Por su parte, la empresa de Granada City Tour ha colgado un cartel en sus instalaciones donde informa de la anulación del servicio por «motivos ajenos». Contactada por este periódico, ningún responsable ha querido explicar su versión de los hechos.