El entorno de la Alhambra es el escenario del Festival de Música y Danza de Granada.
El entorno de la Alhambra es el escenario del Festival de Música y Danza de Granada. - ABC
CULTURA

El Festival de Granada recupera la ópera y aúna tradición y vanguardia en su 68 edición

El certamen conmemora el centenario del ballet «El sombrero de tres picos» de Manuel de Falla en una apuesta por la «revolución estética»

GranadaActualizado:

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada ha presentado este martes la que será su 68 edición, con casi medio centenar de espectáculos entre la programación central y el FEX (Festival de Extensión). El certamen se celebrará en fechas estivales, desde el 21 de julio hasta el 12 de julio, durante tres semanas exactas, en las que la ópera volverá a tener su espacio, y la «modernidad» y el culto a lo antiguo irán de la mano.

El director Pablo Heras-Casado ha desvelado este martes un cartel que apuesta por «la revolución estética como actitud» y ha sido diseñado por Frederic Amat, artista residente del Festival de Granada y autor también de conceptos escénicos de obras como «Las bodas de Fígaro», el clásico de Mozart versionado por René Jacobs con el que este año volverá la ópera al Palacio de Carlos V, en el corazón del privilegiado entorno de la Alhambra y el Generalife.

El Festival de Granada ha sido presentado este martes en una rueda de prensa.
El Festival de Granada ha sido presentado este martes en una rueda de prensa. - ABC

Otra de las citas más esperadas este año es la conmemoración del centenario del ballet, con la Compañía Nacional de Danza, «El sombrero de tres picos» de Manuel de Falla, «en cuya gestación −en 1919− se reunió lo mejor de aquel pasado y de aquel futuro: la novela de Pedro Antonio de Alarcón, la melodía de Falla, la coreografía de Leonide Massine, la compañía de los Ballets Rusos de Serge Diaghilev y los diseños de Picasso», según ha reseñado en la rueda de prensa de presentación la consejera de Cultura, Patricia del Pozo.

Cartel ecléctico

La inmersión en el mundo picassiano correrá a cargo de la compañía granadina La Maquiné, que acercará la música y la danza a los más pequeños con su espectáculo «Acróbata y arlequín». A las órdenes de Ivor Bolton, la Orquesta y el Coro Ciudad de Granada contarán con un espacio destacado sobre las tablas por las que también pasarán Eva Yerbabuena, Olga Pericet, El Cabrero o el guitarrista Dani de Morón.

La producción musical femenina tendrá un papel destacado en esta edición con el tributo a Clara Schumann en el bicentenario de su nacimiento, las revolucionarias «Sonatas» de Elisabeth Jacquet de la Guerre y otras tres compositoras olvidadas del periodo barroco (a las que reivindicará la soprano y especialista Roberta Invernizzi) y los cuartetos de cuerda de Fanny Mendelssohn y Kaija Saariaho que desgranarán los músicos de Meta4.

Al frente de la Orquesta de París, Christoph Eschenbach y Pablo Heras-Casado rendirán sendos homenajes a Hector Berlioz en el 150 aniversario de su muerte y seguirán el rastro de su «Gran tratado sobre instrumentación» en compositores del siglo XX. En el concierto de clausura, la Mahler Chamber celebrará el centenario de «El sombrero de tres picos» de Falla y estrenará «Alhambra: concierto para violín y orquesta», obra que el Festival ha encargado a Peter Eötvös.

La música antigua estará representada por el magisterio de Harry Christophers y The Sixteen −que invocarán las «Vísperas de la beata Virgen»− y por artistas de la talla del Sollazzo Ensemble −que ofrecerán un concierto en torno al Ars Nova medieval−, el conjunto Vox Luminis −a propósito de una cuidada selección de las cinco secciones de la «Selva» monteverdiana− y La Ritirata, con un programa ecléctico que recupera el sonido de las cortes de Italia y España de los siglos XVI y XVII.