El pleno de Patronato de la Alhambra se ha reunido este viernes
El pleno de Patronato de la Alhambra se ha reunido este viernes - ABC

GranadaLa Alhambra subirá el precio de sus entradas y cambiará la polémica normativa de visita pública

El Patronato de la Alhambra y el Generalife negocia con el sector turístico los cambios planteados, como prohibir el palo «selfie» u obligar a los guías a que muestren todo el monumento de Granada, extremo que no cuenta con consenso

GranadaActualizado:

El pleno del Patronato de la Alhambra y el Generalife —en el que están representadas todas las administraciones— ha abordado este viernes la subida del precio de las entradas para 2020, así como su intención de modificar su polémica normativa de vista para evitar «interpretaciones individuales», dado que el reglamento vigente ha propiciado numerosas situaciones de tensión entre los trabajadores que desempeñan su función. Aunque no hay debate sobre el aumento del precio de los tiques, los cambios propuestos en materia de visita pública siguen sin convencer a todos los actores del monumento de Granada.

Para tratar de poner fin a las diversas problemáticas que propicia su estricta normativa, la directora de la Alhambra, Rocío Díaz, está en conversaciones con el heterogéneo sector turístico, al que ha planteado cambios, como el de extender la prohibición de los palos de «selfie» durante las visitas en cualquier espacio cerrado u obligar a los guías a mostrar a sus clientes todo el monumento, una posibilidad que no cuenta con el consenso de los profesionales, de acuerdo con las fuentes de este periódico, que denuncian la «persecución» del turismo organizado.

En ese sentido, la actual dirección de la Alhambra propone también flexibilizar ligeramente los accesos al monumento con la posibilidad de que los visitantes, que deben acompañar su entrada con un documento de identidad, muestren «el original, la fotocopia o cualquier soporte electrónico». En cuanto al uso del móvil durante el recorrido, la Alhambra pretende que se haga «en un tono bajo para no interferir en la calidad» de la visita. El sector turístico, por su parte, considera que los cambios planteados son insuficientes y lamenta la demora de la nueva dirección en aplicar los ya anunciados.

Un 9% más de presupuesto

En la sesión plenaria, celebrada en el Palacio de Carlos V y presidida por la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, también ha sido aprobado el presupuesto del monumento para 2019, que asciende a 32.953.221 euros; un 9,2 % más que en el ejercicio 2018. Este incremento contribuirá, en palabras de Del. Pozo, a la conservación y recuperación de enclaves patrimoniales que fortalezcan la imagen no solo del conjunto monumental, sino de la ciudad de Granada.

«No podemos olvidarnos del barrio del Albaicín, que este año celebra el 25 aniversario de su declaración como Patrimonio Mundial por la Unesco y que, junto a la Alhambra, son un único sitio declarado, así como de sus monumentos y la calidad de vida de sus habitantes», ha recordado la consejera.

Entre las principales actuaciones previstas, según ha explicado Rocío Díaz, están aquellas que se vienen demandado desde hace años en Granada como la recuperación del Martistán, cuyas obras comenzarán a finales de este año, el baño de Hernando de Zafra, en la calle Elvira, o el Carmen de Peñapartida o Carmen de los Catalanes, que, junto a la Fundación Rodríguez Acosta y Torres Bermejas, «nos permitirá revitalizar la colina del Mauror».

Además, se ha conocido y se ha dado el visto bueno a la redacción del proyecto de actuación en las cubiertas de los Palacios Nazaríes o la restauración del baluarte del Arrabal de la Torre de los Picos que, además del valor patrimonial, posee un gran potencial para explicar momentos históricos poco conocidos de la historia de la Alhambra y su arquitectura militar, así como la ejecución de la iluminación exterior de Torres Bermejas.

El futuro reparto de entradas

El pleno del Patronato también ha admitido la donación de cinco piezas de la colección de Miguel Giménez Yanguas y ha abordado otras cuestiones como el informe de la Agencia de Defensa de la Competencia de Andalucía, en relación al sistema de reparto de entradas que fue tumbado por este organismo público.

En este sentido, se ha acordado crear una comisión de trabajo entre el personal del Patronato y la ADCA para comenzar a elaborar una nueva normativa que, como ha dicho Díaz, «es prioritaria para nosotros». «Esperamos que esté redactada para finales de 2019 y puesta en marcha en 2020», ha deseado la directora del Patronato de la Alhambra y Generalife.