Juana Rivas, a la salida de los juzgados de Granada.
Juana Rivas, a la salida de los juzgados de Granada. - L.R.
JUANA RIVAS

Un informe pericial califica a Juana Rivas de manipuladora y desequilibrada

La psicóloga italiana Ludovica Iesu determina que la madre de Granada «es perjudicial» para sus hijos

GranadaActualizado:

Juana Rivas tiene una «gran capacidad de manipulación contra los niños», «se encuentra en un estado de profundo desequilibrio emocional» y su comportamiento «es perjudicial» para sus hijos. Son algunas de las muchas conclusiones a las que ha llegado el informe pericial encargado por el tribunal de Cagliari (Italia) que debe determinar la custodia de los hijos que tienen en común la madre de Granada ya condenada en España por sustraerlos y su expareja, el italiano Francesco Arcuri.

«A menudo ha demostrado que no se adhiere correctamente a la realidad, manipulándola», sostiene el informe referido: «Relató episodios que existen, de acuerdo a la comparación con el resto de involucrados, solo en su mente». El documento achaca a Rivas «un funcionamiento mental patológico, asociado con una desorganización del pensamiento»: «La narración pierde conexiones lógicas y temporales».

Asimismo, el documento afirma que el mayor de los niños, de 12 años, quien esta misma semana ha declarado y relatado supuestos episodios de violencia en sede judicial, habría optado por «aliarse» con Juana Rivas al «considerarla más frágil».

El informe pericial ha sido realizado por la psicóloga italiana Ludovica Iesu, quien a lo largo de 177 páginas valora la relación entre la madre de Granada y su expareja, Francesco Arcuri, con sus dos hijos. En total, realizó 32 entrevistas tanto por separado como conjuntamente, incluso con careos entre los progenitores. También ha contado con el testimonio de profesores, pediatras y profesionales que han estado en contacto con los menores en el municipio de Maracena, en Granada.

Custodia para Arcuri

La experta se pregunta «cómo se puede conciliar» ese «estado emocional y psicológico» desequilibrado con la custodia de los niños, por lo que propone que sea para el padre con un régimen de visitas para Juana Rivas. En el supuesto de que la custodia recayese en la madre, accede a que Francesco Arcuri cuente con un amplio régimen de visitas, remacha el informe, que fue valorado en sede judicial el pasado 27 de septiembre.

El informe, además, califica de «desconcertante». que el perito de parte de Rivas, el médico forense Miguel Lorente, profesor de la Universidad de Granada y experto en violencia de género e igualdad, tache al padre de «abusador» y «hombre violento». La defensa de la madre considera que el informe pericial debe «ampliarse» o «reformarse completamente».

Juana Rivas ha sido condenada en España a cinco años de prisión y otros seis sin la patria potestad de sus hijos por sustracción de menores después de que hace dos veranos permaneciera con los niños casi un mes en paradero desconocido incumpliendo las resoluciones judiciales que la obligaban a entregárselos al padre, al que acusa de malos tratos.