El consejero de Salud, el gerente del SAS, el concejal de Economía y el alcalde de Granada, durante su reunión
El consejero de Salud, el gerente del SAS, el concejal de Economía y el alcalde de Granada, durante su reunión - L. R.
SANIDAD

La Junta de Andalucía paraliza la fusión hospitalaria en Granada que movilizó a miles de personas

El consejero de Salud no descarta dimisiones una vez termine el proceso de diálogo y consenso al que se ha comprometido

GranadaActualizado:

Ni sí ni no. La fusión hospitalaria en Granada queda en el aire, paralizada hasta nuevo aviso. Queda a expensas de que se lleguena a una solución consensuada. Es lo que ha venido a decir el consejero de Salud, Aquilino Alonso, tras su reunión este viernes con Francisco Cuenca, alcalde de la ciudad. Aunque no ha detallado ninguna medida palpable, Alonso ha prometido diálogo. Y no descarta ceses o dimisiones, que llegarían después de la «escucha activa» que marcará la toma de decisiones.

Alonso se reunió primero por la mañana con el Consejo Asesor creado por el SAS para resolver la crisis que ha desatado la Marea Blanca ciudadana – unas 80.000 personas sin color político–que salió a la calle el pasado domingo. La manifestación pidió que Granada vuelva a tener dos hospitales completos, algo que el consejero de Salud no ha sido capaz de asegurar. En este momento, las prioridades de la Junta son mejorar las Urgencias y organizar correctamente el servicio de consultas externas, dos medidas que ya anunció el Servicio Andaluz de Salud a principios de semana.

Por la tarde, reunión con Cuenca durante un par de horas en la Delegación de la Junta, en Granada. Francisco Cuenca, tras elogiar las instalaciones sanitarias de la ciudad, ha hablado de la necesidad de dar soluciones: «El consejero se ha comprometido a ponerlas encima de la mesa desde ya». Pero Aquilino Alonso no ha ofrecidoi medidas concretas más allá de las ya conocidas. Las habrá, ha asegurado, pero tendrán que ser consensuadas. Y el consenso requiere de diálogo, que no tiene plazo, pero llevará su tiempo: «La ciudadanía podrá ver las soluciones semana a semana».

Por lo pronto se producirá otra reunión del Consejo Asesor el próximo viernes. Después del proceso dialogado al que ha instado Alonso, es posible que se produzcan ceses o dimisiones. No lo descarta, aunque llegarían después de la citada «escucha activa». Tampoco descarta una reorganización de las especialidades médicas en ambos hospitales, siempre tras ese «acuerdo amplio».

El consejero de Salud y el alcalde de Granada conversan en el Ayuntamiento
El consejero de Salud y el alcalde de Granada conversan en el Ayuntamiento - ALFREDO AGUILAR

Freno a la fusión de los maternales

La unificación de los dos complejos maternales de Granada, cuya fusión en el edificio de Traumatología estaba prevista para noviembre, también queda paralizada provisionalmente. La Consejería de Salud necesita analizar cuál es la mejor opción para tomar la decisión que determinará el desenlace del siguiente paso de la fusión.

«Habrá cosas que no hemos contado bien y habrá cosas que tengamos que cambiar», ha comentado Alonso, que ha repetido una y otra vez la necesidad de culminar el proceso de diálogo «con participación de profesionales y de la ciudadanía». Con ellos y «con la evidencia científica» se tomarán las decisiones pertinentes en las que el Consejo Asesor del SAS tendrá un papel fundamental.

Bienvenida al diálogo

El PP-A ha dado «la bienvenida al diálogo» a la Junta por su «rectificación» sobre la ordenación sanitaria en Granada. En declaraciones a la agencia Europa Press, los populares han apludido la nueva posición de la Junta, que ha cambiado su estrategia, creen, por la movilización masiva que ha tenido lugar en Granada. Esperan que este viraje «dé sus frutos» y que las negociaciones tengan en cuenta la opinión de profesionales y usuarios.

El grupo municipal popular criticó hace unos días la composición «sectaria» del recién creado Consejo Asesor del SAS, donde no cuenta con representación. El consejero de Salud ha defendido este órgano en el que se encuentran reflejadas, ha dicho, «todas las sensibilidades políticas».