El Hospital San Cecilio del PTS, en Granada, donde falleció el bebé el pasado 24 de enero.
El Hospital San Cecilio del PTS, en Granada, donde falleció el bebé el pasado 24 de enero. - Ideal

ListeriosisDenuncian la muerte de un bebé por listeria en Granada el pasado mes de enero

El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía que investigue si hace unos meses se detectó un brote de listeriosis que afectó a decenas de personas, como aseguraron los médicos a los padres del pequeño fallecido

L.R.
GranadaActualizado:

¿Hubo otro brote de listeria el pasado mes de enero? Es la duda que ha planteado la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, al elevar a la Fiscalía el caso de un bebé que falleció a causa de la listeriosis el pasado 24 de enero. Según ha revelado Granada Hoy, el pequeño murió dos horas después de nacer en el Hospital San Cecilio del PTS de Granada por «corioamnionitis por Listeria monocytogenes», de acuerdo con el diagnóstico clínico.

Y no sería el único caso de listeriosis detectado a comienzos de año. Los padres del bebé, Natalia Rodríguez y Andrés Saavedra, aseguran que los médicos les dijeron que a fecha de 24 de enero se habían registrado un brote que afectaba a 28 personas; Rodríguez era la primera embarazada enferma y el resto eran personas de avanzada edad. Estos hechos han sido puestos en conocimiento de la Fiscalía a través del Defensor del Paciente para que evalúe «si los casos tenían alguna relación con la carne de Magrudis o hubo otro brote y no se dio comunicación a la población».

El bebé falleció a las 30 semanas de gestación. Dos días antes, su madre, alertada al no notar la actividad del feto, acudió al hospital, donde los profesionales sanitarios «no le dieron mayor importancia». A las 48 horas, y aquejada por una subida de fiebre, regresó al mismo hospital y los médicos decidieron actuar de urgencia y provocar el parto del bebé mediante cesárea. Finalmente, se confirmó la muerte por listeria.

El hospital realizó un cuestionario para conocer qué alimentos había consumido la madre en las semanas previas, de acuerdo con el protocolo específico para casos de listeria. Sin embargo, los padres nunca recibieron los resultados de la investigación. «No sabemos de dónde pudo venir, yo tenía muchísimo cuidado con lo que comía, ni siquiera un huevo frito, pero es cierto que eran navidades y en algún momento comes fuera con la familia», explica la madre.

El aluvión de denuncias por la contaminación de los productos cárnicos de la empresa Magrudis ha animado a esta familia a tratar de depurar responsabilidad por lo que consideraban ya como un «caso perdido»: «Nos dieron a entender que era algo muy difícil de localizar el origen de la infección». «La respuesta siempre fue que no sabían nada», lamenta Natalia Rodríguez, que preguntó en varias ocasiones en el hospital por la investigación emprendida para aclarar el brote de listeriosis.