El Talgo averiado, durante el trayecto de Madrid a Granada, este domingo
El Talgo averiado, durante el trayecto de Madrid a Granada, este domingo - ABC
Granada

Otra avería en el viejo Talgo de Madrid a Granada provoca un nuevo retraso de 90 minutos

El tren es uno de los más antiguos empleados en España por Renfe, que deberá devolver el importe íntegro del billete

GranadaActualizado:

El Talgo que salió en la tarde de este domingo desde Madrid con destino a Granada ha llegado este lunes a la capital andaluza con más de 90 minutos de retraso. La causa de la demora ha sido otra avería en la locomotora del tren que realiza este trayecto, cubierto con un viejo modelo que es de los más antiguos empleados por Renfe en toda la red ferroviaria nacional, según ha podido saber ABC.

El Talgo partió de Madrid a las 17:18 horas —si bien estaba previsto que lo hiciera 20 minutos antes— para estar en Granada a las 22:33 horas. Sin embargo, una avería técnica en la locomotora —que no es marca Talgo— obligó al tren a reducir su marcha a los pocos minutos de salir y tuvo que parar en la estación de Pinto para que los operarios de Renfe pudieran subsanar el fallo, como informaron los trabajadores por megafonía.

Los operarios desacoplaron con celeridad una de las dos locomotoras para así reanudar con una sola el trayecto con alrededor de 85 minutos de retraso, pero el tren volvió a demorarse unos 10 minutos en el resto del camino, por lo que llegó a Granada con más de hora y media de retraso, a las 00:08 horas, tras realizar su parada en la estación de Linares-Baeza.

Un Talgo antiguo

El ferrocarril, un Talgo de los años 90 perteneciente a la conocida como serie IV y remolcado por la locomotora 334, es uno de los modelos más antiguos empleados por Renfe en la actualidad. Estas máquinas con décadas de actividad sufren con asiduidad averías en las líneas que conectan Madrid con Algeciras, Almería y también Granada.

Los trenes que conectan Madrid con Andalucía sufren retrasos con asiduidad por las averías de las locomotoras

Desde que Granada recuperó la conexión ferroviaria el pasado 26 de noviembre de 2018, tras tres años de aislamiento, los fallos técnicos se han repetido, dando lugar a retrasos. La plataforma Granada por el Tren achacó hace unos meses la situación a la «falta de mantenimiento» de las máquinas y también a la antigüedad de las mismas.