Sierra Nevada se ha convertido en un laboratorio científico para estudiar el cambio climático.
Sierra Nevada se ha convertido en un laboratorio científico para estudiar el cambio climático. - ABC
MEDIO AMBIENTE

Sierra Nevada frente el cambio climático: un laboratorio científico a debate en Granada

Un foro organizado por el diario Ideal aborda este martes la preocupante problemática: sus efectos y sus posibles soluciones serán analizadas por expertos en gestión sostenible

GranadaActualizado:

El futuro de la Tierra pasa irremediablemente por el cambio climático, que no es una previsión, sino una realidad constatable de forma empírica. La duda que existe es si la Humanidad será capaz de frenar su impacto y saber adaptarse a la más o menos grave situación que se avecina y de la que alertan con insistencia organismos de todo el mundo. En Granada, los efectos son evidentes desde hace años y cada vez más preocupantes. Sobre todo en Sierra Nevada, convertida en un auténtico laboratorio internacional para el análisis de las consecuencias de este cambio global y de las posibles respuestas a un problema si solución, de momento, pero cada vez más presente en la opinión pública.

Bajo el nombre de «Sierra Nevada ante el reto del cambio global», el diario Ideal organiza este jueves en la Universidad de Granada un foro en el que prestigiosos y oportunos expertos abordarán la problemática que se plantea, así como el conjunto de actuaciones para el estudio y la adaptación de la zona, algo que tendrá que ir acompañado de medidas de concienciación orientadas a modificar los modos de vida y consumo de las personas. La alternativa es un futurible colapso ambiental con desastrosas consecuencias, como migraciones climáticas masivas por las condiciones extremas o catástrofes naturales de magnitudes inauditas.

Los ponentes que participarán en este foro son tres especialistas en distintas áreas de dilatada trayectoria: el catedrático de Ecología de la UGR y coordinador del Observatorio del Cambio Global de Sierra Nevada, Regino Zamora; el biólogo de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía, José Miguel Barea, y Javier Sánchez, que es director del Espacio Natural de Sierra Nevada, además del Parque Nacional y el Parque Natural. La imperdible cita será esta tarde, a las 17:30 horas, en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, ubicada en el campus universitario de Fuentenueva.

Evidencias del cambio

Son muchas las evidencias del cambio climático en la provincia de Granada y en especial en el Parque Natural de Sierra Nevada. Recientes investigaciones científicas, en su mayoría avaladas por la Universidad de Granada, han corroborado las consecuencias que este nuevo paradigma. Y en resumen, Sierra Nevada se derrite: al descenso en las precipitaciones –cada año hay menos nieve y su duración se reduce paulatinamente– se suma el aumento de las temperaturas medias, sobre todo de las mínimas registradas.

Esto ha tenido un significativo impacto en los ecosistemas. La flora y la fauna se han visto obligadas a adaptarse a un entorno mutante que las empuja a cotas superiores para sobrevivir, desplazándose en altitud para huir del aumento de las temperaturas que registran incluso los cauces de los ríos, cuyos caudales se han visto mermados en una zona que hace dos décadas perdió para siempre sus nieves perpetuas, poco después de que se destruyeran buena parte de las acequias del milenario sistema de riego y regeneración de acuíferos que permitió fertilizar las muchas vegas de Granada y así, de forma natural, hacer frente a los 7.000 años que Sierra Nevada lleva condenada a la aridez por un proceso natural de desertización al que se ha sumado el de desertificación por la actividad humana.