Pablo Valdera, Secretario General de Juventudes Socialistas de Huelva
Pablo Valdera, Secretario General de Juventudes Socialistas de Huelva - ABC
POLÍTICA MUNICIPAL

La alcaldesa de Bollullos denuncia a un concejal del PSOE por clavarle un boli en la mano e insultarla

Isabel Valdayo, habría sido presuntamente agredida por Pablo Valdera durante un receso de la sesión plenaria de la tarde de este miércoles

AlmonteActualizado:

El pleno extraordinario en el que se debatían los presupuestos municipales del Ayuntamiento de Bollullos del pasado miércoles terminó con la alcaldesa de la localidad, Isabel Valdayo, de Independientes por Bollullos, y con el portavoz del Grupo Socialista en el Consistorio y secretario general de Juventudes Socialistas de Huelva, Pablo Valdera, ante las autoridades policiales para interponer sendas denuncias de uno contra otro por insultos y agresión.

El primero en denunciar fue Valdera, que, según un comunicado publicado en la madrugada del jueves en las redes sociales por la ejecutiva local del PSOE de Bollullos, asegura que la alcaldesa se dirigió a la bancada socialista y, de pie frente al portavoz, lo increpó diciéndole «enchufado, te lo estás llevando calentito». Siempre según el citado comunicado, el portavoz habría permanecido sin moverse de su asiento y «con las manos apoyadas en el atril» mientras la alcaldesa «seguía increpándolo hasta que ésta le propina un golpe a Pablo en la mano en la que portaba su bolígrafo».

Desde el PSOE del Bollullos aseguran en la nota que Valdera «le dijo que no lo tocase, que estaba muy tranquilo sentado en su silla» tras lo que la alcaldesa habría salido del salón y regresado una vez terminado el receso para reanudar el pleno «con total normalidad». «En ningún momento Pablo ni la aborda, ni la agrede ni le hace absolutamente nada», insisten en el comunicado, que termina con un mensaje de apoyo a Valdera y un «mensaje de tranquilidad» al pueblo de Bollullos que «no merece que dañemos su imagen de esta forma».

Es en lo único que coinciden las versiones de las dos partes, en lo «lamentable de la imagen que se está dando a la ciudadanía», ya que el comunicado del PSOE da completamente la vuelta a la denuncia de la alcaldesa de Bollullos y a los concejales de Independientes por Bollullos y del PP que presenciaron la escena.

Según el relato de Francisco González, concejal del PP, «estábamos dejando los asientos – tras decretar la alcaldesa un receso- cuando todo ocurrió». «Los del PSOE estaban todavía sentados y cuando la alcaldesa se levantó, Valdera empezó a increparla con todo tipo de insultos». «Que no tenía vergüenza» y que «una mujer que sólo sabía limpiar escaleras era la alcaldesa de la ciudad» o «tú como alcaldesa no vales porque no sabes ni hablar», fueron algunos de los comentarios «vejatorios» que el popular asegura haber escuchado antes de que la alcaldesa se volviera y se dirigiera hacia el portavoz socialista para pedirle que dejara de insultarla.

«Yo estaba detrás de ella, no vi el manotazo, pero rápidamente se volvió hacia mi y me dijo que la había pinchado con el bolígrafo», un episodio que sí pudo ver con claridad la concejala de Cultura, Lidia Calvo, que reconoce que el pleno «fue una vergüenza» y que «se había calentado bastante», por lo que la alcaldesa decidió pararlo durante cinco minutos.

En este punto Calvo coincide con González en que fue Valdera, al paso de la alcaldesa, quien espetó una serie de comentarios vejatorios como «lo que tienes que hacer es irte a limpiar escaleras», «cualquiera puede ser alcaldesa», «no tienes estudios ni tienes nada» y «no sabes ni hablar». En ese punto, la alcaldesa se habría dirigido a Valdera para recriminarle su actitud señalándole que «para ser alcaldesa lo único que exige la ley es ser mayor de edad y tener el certificado escolar», «pero no le dio tiempo a terminar la frase cuando Pablo, en un gesto agresivo, le propina un manotazo fuerte», narra la concejala de Independientes, quien señala que Valdera «tenía un boli en la mano y por desgracia le hizo daño».

Tanto desde el PP como desde Independientes se asegura que, a pesar de lo bochornoso del episodio, esperaban que Pablo Valdera hubiera pedido disculpas a Isabel Valdayo y ahí hubiera quedado todo. Pero se vieron sorprendidos cuando supieron que el socialista había acudido al cuartel de la Guardia Civil a denunciar a la alcaldesa una vez terminado el pleno. «Isabel tenía dolor en la mano y un fuerte ataque de ansiedad, así que un compañero la acompañó al médico y cuando salió fue cuando nos enteramos de que él ya había denunciado, así que decidimos denunciar también», aclara Calvo, que insiste en que «todo podría haber quedado solucionado con una disculpa no haber llegado a más».

Los políticos del PP y de Independientes – ABC ha intentado recabar la versión de Valderas sin que este haya atendido a este diario-, coinciden en que el pleno se había tornado bronco y que a Valdera pudo afectarle «escuchar cosas que no quería escuchar», aunque como afirma el portavoz del PP, Adrián Moreno, todos están acostumbrados a un clima político «agitado». «En los plenos es algo normal, que en el fragor de un debate político ocurran discusiones, pero más allá de esto debe primar el sentido común, la compostura y el respeto», advierte Moreno, quien indica que el parte de lesiones con el que cuenta la alcaldesa es «la prueba más evidente de que los hechos son ciertos» y que la denuncia interpuesta por el concejal del PSOE es un intento de «defenderse atacando para intentar contrarrestar una metedura de pata».