Las diferentes administraciones reunidas en el Ayto. de Almonte con motivo de la Venida
Las diferentes administraciones reunidas en el Ayto. de Almonte con motivo de la Venida - Miguel A. Jiménez
VENIDA DE LA VIRGEN

Almonte busca la colaboración de las administraciones para afrontar el Traslado de la Virgen del Rocío

Ayuntamiento y Matriz muestran al Gobierno y la Junta el dispositivo de seguridad que atenderá las necesidades de un acontecimiento de creciente magnitud

AlmonteActualizado:

El Traslado de la Virgen del Rocío a Almonte ha pasado de ser una cita de corte más bien local a convertirse en un acontecimiento multitudinario que en 2012 provocó que se desbordaran todas las previsiones de asistencia: más de un millón de personas enfilaron el camino de Los Llanos, en plena noche, tras los pasos de la Patrona de Almonte, camino de la localidad. Los responsables del Plan Venida –el Ayuntamiento y la Hermandad Matriz-, habían advertido a las administraciones supramunicipales de las expectativas que se manejaban, pero estas, especialmente la Junta de Andalucía, continuaron considerando la Venida un acontecimiento puramente local y el dispositivo desplegado por la administración autonómica fue poco más que testimonial.

Una vez constatada por la experiencia de la anterior Venida la magnitud que este acontecimiento ha alcanzado para la devoción rociera, el comité asesor del plan de emergencias del municipio de Almonte ha celebrado un nuevo encuentro para seguir trabajando en el dispositivo de seguridad que habrá de desplegarse entre el 19 y el 20 de agosto próximos, en El Rocío, en Almonte, y en el camino que separa ambos núcleos y una vez perfilado, lo «pondrán en común» y «pedirán o exigirán la colaboración y participación de todos aquellos medios que sean necesarios para garantizar la seguridad de todas las personas» que asistan al traslado.

«Hoy, conjuntamente con la administración estatal y la autonómica, vamos a seguir trabajando en el dispositivo de seguridad para conseguir tener la máxima participación y colaboración de todas las administraciones para trazar el mejor dispositivo de seguridad que se pueda implantar y garantizar que el traslado de la Patrona de Almonte se dé de la mejor manera posible», ha insistido Macarena Robles, delegada del Plan Venida.

Responsables de la Guardia Civil y Policía Local revisan diferentes documentos
Responsables de la Guardia Civil y Policía Local revisan diferentes documentos - Miguel A. Jiménez

La previsión para la reunión de hoy era delimitar el trazado del dispositivo desde que la Virgen salga de su Santuario –en algún momento de la jornada del 19 de agosto-, su tránsito por las calles de la aldea, el camino hasta Almonte y una vez en la villa, las medidas que sean necesarias para garantizar la seguridad de las personas y también el buen discurrir de la procesión hasta que la Virgen sea depositada en la Parroquia de la Asunción. Todo esto incluye las limitaciones de aparcamiento y circulación pertinentes en ambos núcleos almonteños y también en la A-483 y requerirá la colaboración de Guardia Civil, Policía Local, Policía Autonómica, 061, 112, como ha especificado Robles.

El resto de preparativos, a buen ritmo

Todos los pormenores del dispositivo serán publicados en un Bando Municipal en cuanto los preparativos queden zanjados. También van a «muy buen ritmo» los preparativos destinados al embellecimiento tanto del Rocío como de Almonte, que con ocasión de la Venida luce una decoración que además de suponer una de las tradiciones más arraigadas en el municipio, constituye un gran atractivo turístico. Según la coordinadora del plan, la estructura de la catedral efímera en la Plaza Virgen del Rocío está prácticamente terminada de instalar. «Va en tiempo y forma», ha asegurado, como también la instalación de los palos que sostendrán la ornamentación de las calles en El Rocío y Almonte. «La inauguración de las calles del trazado del recorrido de la Virgen por el municipio se hará aproximadamente dos días antes de que la Virgen haga su traslado hasta Almonte», ha anunciado.

Lla Matriz pide colaboración ciudadana

El Plan Venida supone un ejemplo de colaboración entre el Ayuntamiento de Almonte y la Hermandad Matriz. Su presidente, Santiago Padilla Díaz de la Serna ha querido recordar hoy la gran magnitud del acontecimiento, que supone una gran concentración humana, lo que «exige de unos planes preventivos y de servicios públicos». «Quiero agradecer al Ayuntamiento de Almonte y a las administraciones que están hoy aquí con nosotros el esfuerzo que van a hacer para que este acontecimiento, que tiene una dimensión emocional y espiritual tan grande, se desarrolle como todos queremos y podamos disfrutarlo de principio a fin, desde que la Virgen salga del Rocío hasta su llegada a Almonte», ha señalado, al tiempo que ha solicitado la colaboración de los ciudadanos a la hora de atender las normas que se van a establecer desde las administraciones, «porque ellas son las que tienen los criterios de seguridad y los criterios preventivos y todos debemos hacer un esfuerzo».