El detenido a su llegada a los juzgados de Huelva
El detenido a su llegada a los juzgados de Huelva - Alberto Díaz
TRIBUNALES

Apuñalamiento al jefe de Policía de Punta Umbría, las claves del informe forense

El vendedor que apuñaló al agente padece trastorno mental ligero e hipoacusia profunda, que le lleva a hacer interpretaciones erróneas de lo que percibe al oído según la exploración

Punta UmbríaActualizado:

El informe forense emitido en relación con el apuñalamiento del jefe de la Policía Local de Punta Umbría la semana pasada, a manos de un vendedor ilegal, ha sido decisivo en el cambio del tipo delictivo advertido por el juez, frente a la consideración que la misma Policía y la Guardia Civil le dieron tras la detención del autor.

Tras el filtro de las declaraciones de los implicados en sede judicial y vistos los primeros informes, incluido el realizado por el forense tras examinar tanto a los heridos (el jefe y otros tres agentes) como a los tres detectados, el ataque con arma blanca pasó de calificarse de homicidio en grado de tentativa a, según el titular del Instrucción 5 de Huelva, a atentado a la autoridad con la agravante de utilización de instrumento peligroso, en concurso con un delito de lesiones (además otros cuatro delitos leves de lesiones).

El forense concluye, tras la exploración del agresor - internado en prisión-, que padece un retraso mental ligero que repercute en sus funciones volitivas, y una hipoacusia profunda, que le lleva a realizar interpretaciones erróneas de lo que llega a escuchar y percibir, según ha podido confirmar ABC.

Según el análisis, las capacidades del presunto autor del apuñalamiento, del que se descarta que padezca trastornos delirantes, Fernando C.M., se vieron afectadas de forma leve.

«Antonio me quita la mercancía y no puedo vivir», dijo el agresor durante su declaración ante el juez, comparecencia que estuvo marcada por un llanto frecuente y la repetición de ideas.

Al retraso mental constatado, que se ha valorado como atenuante para modificar a la baja el tipo penal, se añaden las heridas sufridas por el jefe de Policía, que tuvo que ser atendido en un centro hospitalario.

En este aspecto, el informe habla de laceraciones, de dos heridas superficiales de unos 2 o 3 centímetros de longitud que no afectaron a ningún órgano vital, por lo que ante estas conclusiones y oteros informes, el juez descartó el homicidio en grado de tentativa.

El juicio por el apuñalamiento, grabado en un vídeo que muestra cómo el agresor se lanza sobre el agente armado con un cuchillo, se celebrará el próximo 21 de agosto en el Penal 1 de Huelva.

Los otros dos detenidos por la agresión, el hermano del presunto autor, y un bañista que trató de repeler la intervención de los agentes se encuentran en libertad con los cargos de atentado a agente de la autoridad y tres delitos leves de lesiones (en el primer caso), y resistencia a la autoridad y un delito leve de lesiones para el bañista.