Pepe «El Marismeño» en una imagen de archivo
Pepe «El Marismeño» en una imagen de archivo - DÍAZ JAPÓN
TRIBUNALES

Archivada la causa contra el chiringuito de Pepe «El Marismeño» en Punta Umbría

Los vecinos denunciaron que el inmueble incumplía algunos artículos de la Ley de Costas

HuelvaActualizado:

El Juzgado de Instrucción número dos de Huelva ha archivado las diligencias practicadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en relación a un chiringuito, construido junto a la ría de Punta Umbría, en la zona de La Canaleta, impulsada por la sociedad Tanajale S.L., de la que es socio el cantante Pepe Gómez «El Marismeño».

Según han informado a Europa Press fuentes judiciales, tras las investigaciones realizadas al respecto, el juzgado ha decidido archivar estas diligencias sobre la citada instalación hostelera que abrió el pasado mes de septiembre rodeado de polémicas por la denuncia de la asociación de vecinos, que fue retirada el pasado mes de abril.

Su construcción tampoco estuvo exenta de polémica ya que en mayo de 2017 el Seprona ordenó la paralización de las obras al Ayuntamiento de la localidad, después de que solicitara el expediente del proyecto y, tras realizar una visita al lugar, detectaran un desfase de alrededor de 15 metros cuadrados entre la losa de cimentación, entonces en construcción, y las dimensiones que constaban en el proyecto.

A su vez, un par de meses después el Consistorio volvió a paralizarlas cautelarmente ante un reformado del proyecto inicial presentado por la empresa adjudicataria, pero finalmente continuaron al considerar «favorable el reformado tramitado y por consiguiente legalizables las obras correspondientes».

El chiringuito está construido sobre una planta base de hormigón y con paredes de ladrillo y desde el Consistorio costero siempre mantuvieron que el proyecto y su adjudicación «fueron totalmente legales».

En declaraciones a Europa Press, Pepe «El Marismeño» ha asegurado que «el chiringuito está funcionando muy bien desde que abriera sus puertas el pasado 22 de septiembre», no obstante ha lamentado que «no han podido ampliar las instalaciones hasta los 300 metros que permite la ley ante una alegación presentada por el portavoz de Unidos por Punta Umbría (UPU), José Carlos Hernández Cansino».

Por este motivo, ha asegurado el socio del establecimiento, «ocho personas del pueblo se han quedado sin trabajo al quedar paralizada esta ampliación por la parte de la terraza» que, según insiste, «es totalmente legal». «Desde el Ayuntamiento nos han informado que esta alegación tiene sus trámites legales y que tenemos que esperar. Estamos funcionando bien pero no al 100 por cien, como quisiéramos», ha asegurado el cantante.

Cabe recordar que no es la primera alegación la que interpone este concejal en relación a este chiringuito, ya que un mes después de su apertura interpuso una queja en protesta por la licencia de apertura concedida al mismo al considerar que «incumplía la Ley de Costas porque no se respetaba la separación mínima entre edificaciones que dicta dicha norma».

El mismo basaba su queja en que, a menos de diez metros de este establecimiento, «hay ya otro de las mismas características», por lo que consideraba que la licencia «no podía tener validez», pero el Ayuntamiento no lo retiró y éste mantiene sus puertas abiertas desde el pasado mes de septiembre.