Acto en el que se firmó el acuerdo que frenó la moción de censura
Acto en el que se firmó el acuerdo que frenó la moción de censura - ABC
SOBORNO DE ALJARAQUE

Caraballo rompe el silencio en el caso Aljaraque: «Ni me han grabado ni nadie dice tener relación conmigo»

El líder del PSOE de Huelva, investigado por presunto cohecho, entra en detalles de la causa y afirma que «si voy al banquillo, no estoy de acuerdo pero asumo lo que diga la jueza»

Huelva Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la recta final de la investigación del caso Aljaraque, el supuesto soborno de dos concejales de la marca satélite de Podemos para frenar una moción de censura (diciembre 2016) contra el PSOE en el municipio onubense, el secretario del PSOE de Huelva y presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo –investigado en el procedimiento por presunto cohecho-, entra por primera vez en detalles de la causa, siguiendo el argumentario de los recursos planteados hasta ahora por su defensa: «Quiero dejar claro que a mí no me han grabado, que la gente se entere de una vez que Ignacio Caraballo no tiene ninguna grabación».

A la espera de la respuesta que, en este momento del proceso, deben dar la instructora, María José Fernández Maqueda, y después la Audiencia Provincial, como último paso antes de que se pueda abrir juicio –por el procedimiento del Tribunal del Jurado- Caraballo ha cambiado el mensaje que ha venido lanzando durante la instrucción, limitado a un «estoy tranquilo», a hablar de las pruebas (la falta de pruebas) que hay en su contra, de las grabaciones que motivaron la apertura de la investigación, de los demás investigados y de las posiciones de la juez y de la Fiscalía.

En declaraciones a los periodistas en el acto de presentación de las listas con las que su partido concurre al 10N en Huelva, el líder del PSOE onubense se ha desmarcado del resto de los investigados y de Aguas de Huelva, la empresa que contrató a la mujer de uno de los ediles (como parte del acuerdo para que pararan la moción de censura) haciendo referencia a las declaraciones que han realizado en sede judicial.

Caraballo ha cuestionado al denunciante, el asesor de la formación morada que grabó las conversaciones que puso en manos de la juez -de las que las defensas piden su nulidad-, afirmando que «él mismo repetía una y otra vez que toda la operación tenía el visto bueno de Ignacio Caraballo , pero – ha remarcado- a Ignacio Caraballo no lo ha grabado absolutamente nadie».

Por otro lado, ha continuado, «la empresa que ordena la contratación de una auxiliar administrativo (Aguas de Huelva) ya ha dicho que ni conmigo ni con ningún miembro del PSOE ha tenido contacto. Lo mismo ha pasado con Addeco, que es la que contrata, y han dicho que no han tenido comunicación nunca con Ignacio Cababallo, nunca, ni me conocen, igual han dicho los concejales de Sí se Puede del Ayuntamiento de Aljaraque que no ha habido relación directa conmigo», exposición que ha repetido en tres ocasiones en su declaración.

«Por lo tanto, yo estoy tranquilo porque yo no he intervenido nunca, ni me han grabado, ni nadie de los que están en el caso han dicho que tienen relación conmigo, por lo que estoy muy satisfecho». « Lo único que hay – ha reiterado- es una grabación que dice que la operación tenía el visto bueno de Ignacio Caraballo».

El dirigente socialista ha calificado de «razonable» estar en la causa, al encontrarse en investigación, al tiempo que ha manifestado que si con los detalles expuestos «a la jueza o al fiscal no le parecen suficiente y llega el momento y me tengo que sentar en el banquillo, pues me tendré que sentar pero mi conciencia está tranquila». «Con los datos que he dado aquí, si voy al banquillo no estoy de acuerdo pero asumo lo que diga la jueza».

Tras agradecer la «confianza» a la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, en su visita a Huelva esta misma semana, ha señalado respecto a la posibilidad de una gestora que «todo lo que se hace es consensuado» entre la dirección federal y regional. «Es normal que Pedro Sánchez y el federal estén en otro mundo y no en el caso Aljaraque, ellos conocen el auto, no te crea que iban a mantener a alguien, como es normal, que incumpliera la normativa, ellos tiene el auto y el argumentario y la realidad».

En la causa, están investigados además los dos concejales de la formación morada, Pedro Escalante y Francisco Martín, un representante de CCOO, José Luis Rodríguez, que supuestamente puso sobre la mesa los términos del acuerdo, y dos directivos de la empresa de aguas.

Tras desestimar la instructora los recursos de las defensas y confirmar el procedimiento por tribunal del jurado por un delito de cohecho, se espera ahora la respuesta a los recursos presentados contra el último auto de la juez.