El presidente de la CHG muestra un pozo ilegal cerca de Doñan
El presidente de la CHG muestra un pozo ilegal cerca de Doñan - ABC

Cierran 17 pozos ilegales de agua en Huelva y los regantes se sienten tratados «como criminales»

Según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, hay hasta 77 prospecciones para sacar agua en la zona que no están en regla

HuelvaActualizado:

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), selló este pasado domingo 17 de los 77 pozos ilegales ubicados en monte público en el término municipal de Lucena del Puerto (Huelva).

Así se da cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), de 2017, que obligaba al Ayuntamiento del municipio a la inutilización de estos sondeos y, en caso de no ejecutarse, al cierre subsidiario por parte del organismo de cuenca, ha informado la CHG en un comunicado.

El dictamen, contra el que no cabe recurso, supone el fin a un proceso sancionador iniciado por la CHG en 2013, tras una denuncia de la Guardia Civil que motivó un expediente de infracción, resuelto por el organismo de cuenca desde 2014.

En la sentencia, el TSJA constató que los 77 pozos sancionados en Lucena del Puerto se realizaron sin la autorización de la CHG y nunca se solicitó los trámites para su concesión.

El Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadíos ubicadas al norte de la corona forestal de Doñana, aprobado por la Junta de Andalucía en 2014, determina una superficie regable de más de 9.000 hectáreas, de las que aproximadamente 6.100 se encuentran en la cuenca del Guadalquivir.

Estas explotaciones correspondían bien a terrenos agrícolas puestos en riego antes de 2004 que hubieran mantenido su actividad agrícola, bien a otros terrenos que contaban con derechos de agua para riego.

Desde la Asociación de Agricultores del Condado Onubense (AACO) consideran que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) les persigue «como a criminales» por el hecho de defender su necesidad de usar agua para unas tierras que llevan cultivando desde hace décadas.

El presidente de la AACO, Vicente Ojuelos, ha lamentado la acción ejecutada ayer de madrugada en la finca El Gago de Lucena del Puerto (Huelva) donde técnicos de la CHG escoltados por la Guardia Civil, procedieron a sellar 17 de los 77 pozos que han de clausurarse en la zona por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y ha precisado que «podían haber aguardado» al otoño que es «cuando creemos que van a llegar los 1,6 hectómetros cúbicos procedentes de la cuenca del Tinto-Odiel-Piedras y que servirán para regar, precisamente, la superficie a la que alcanzaban los pozos sellados».

Ha recordado que desde hace semanas agricultores y vecinos, por turnos, venían vigilando la zona para impedir que se ejecutara el cierre: «Sabíamos que no iba a servir de nada, que en el momento que quisieran lo iban a hacer, pero no nos quedaba otra».

Asimismo, ha señalado que tras la actuación de ayer han decidido poner fin a estos apostaderos; además, porque «también estamos empezando a recibir denuncias por vía penal aquellos que impedimos hace un mes que se sellarán estas captaciones».

Ya son, ha apuntado, unas quince personas las que han recibido denuncias, por lo que desde la AACO inciden en que se les está «persiguiendo como a criminales».

Asimismo, han querido denunciar el estado en el que han dejado los técnicos de la CHG la zona de El Gago tras su actuación: «Es un auténtico polvorín, cables cortados, cuadros eléctricos abiertos con corriente -lo que podría propiciar un incendio del que no seríamos responsables los agricultores».