Vista de la zona de las viejas vías
Vista de la zona de las viejas vías - ABC
MEDIO AMBIENTE

Denuncian «contaminación» de los terrenos sobre los que se levantará el Parque Ferroviario de Huelva

Mesa de la Ría presenta un escrito ante la Junta y el Ayuntamiento en el que avisa de «riesgos sanitarios» en el futuro si no se lleva a cabo un trabajo de limpieza de la zona

Actualizado:

Mesa de la Ría ha denunciado ante Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta en Huelva y ante el Ayuntamiento de la capital que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), tras el cierre de la vieja estación y la retirada de las vías ya en desuso, ha realizado «un simple tapado de suelos contaminados» en la zona de las vías que discurrían paralelas a la Avenida Italia y Miss Whitney.

Según el grupo municipal, que aporta en el escrito documentación gráfica y visual, las vías ferroviarias fueron usadas en los años setenta por Renfe como zona de trasvase del ácido sulfúrico y metales pesados desde las vagonetas del muelle embarcadero de la compañía Riotinto a los trenes y vagones de la ferroviaria, «una actividad potencialmente contaminante de suelos».

Mesa de la Ría avisa que estos terrenos «pueden estar contaminados con altas concentraciones de arsénico y otros metales pesados» por la actividad que se desarrolló sobre ellos, por lo que con la cobertura de los mismos con una capa de tierra no puede dar por concluidos los trabajos de ADIF, «ya que únicamente se ha escondido la contaminación». Este comportamiento, ha afirmado, está tipificado en la Ley Andaluza de Calidad Ambiental como «infracción grave», lo que podría acarrearle a ADIF una sanción de hasta 300.000 euros.

El portavoz del grupo, Rafael Gavilán, ha señalado que de esta forma se pretende que se lleve a cabo una descontaminación de la zona «para evitar los riesgos sanitarios» a los futuros usuarios del parque previsto por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que unirá el centro con el Ensanche Sur.

El colectivo lleva demandando desde hace años la creación de una industria de la descontaminación por las distintas administraciones propietarias o gestoras de suelos o dragados contaminados, «que además generará un enorme volumen de empleo en esta ciudad».