Una avioneta arroja agua en el incendio que arrasó masa forestal en Nerva a principios de agosto
Una avioneta arroja agua en el incendio que arrasó masa forestal en Nerva a principios de agosto - EFE
FUEGO

Detenido un menor como presunto autor de uno de los incendios intencionados de Huelva

La Guardia Civil le toma declaración a este joven por el fuego de Calañas, que obligó a desalojar a cincuenta personas

M. Rosa Font
HuelvaActualizado:

Investigadores y administraciones dieron la voz de alerta a comienzos de mes, cuando en apenas dos días se sucedieron cuatro incendios en la provincia de Huelva: los fuegos había sido intencionados. Solo una semana después de que se confirmaran las sospechas, se esclarece uno de los siniestros.

La Guardia Civil detuvo en la jornada de ayer a un menor de edad como presunto autor del incendio que se declaró en plena madrugada el pasado 6 de agosto en el paraje La Zarza, en el término de Calañas, que obligó a desalojar de sus viviendas durante varias horas a medio centenar de personas.

Según ha podido confirmar ABC, miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Calañas tomaron declaración al presunto autor en calidad de investigado durante la mañana —en compañía de sus padres— en el mismo cuartel del Instituto Armado, desde donde fue trasladado a Huelva para que compareciera en la Fiscalía de Menores.

A primera hora de la tarde, el menor —que vive en una zona próxima a donde se inició el incendio— quedaba en libertad bajo tutela de los progenitores sin ningún tipo de medida cautelar.

Fuentes consultadas por ABC indicaron que se van a revisar incendios registrados en el mismo término de Calañas en los años precedentes, ya que se registraron fuegos similares en los veranos de 2016 y 2017, para descartar o confirmar si existe relación con el ocurrido de este año y que se le imputa al joven.

El incendio de La Zarza se originó a las 5.30 horas del pasado 6 de agosto. La Guardia Civil ordenó el desalojo de unas 15 viviendas ubicadas en la zona, por lo que unas 50 personas tuvieron que ser evacuadas del lugar durante varias horas y pudieron regresar a sus casas ya de día, con el fuego controlado.

A partir de ahora, se practicarán diligencias para determinar la posible relación con siniestros anteriores, mientras la Guardia Civil continúa las investigaciones para tratar de esclarecer los incendios que se sucedieron en aquellos días negros en la zona norte de la provincia.