Juan Adolfo Arangüete, presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño
Juan Adolfo Arangüete, presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño - M.A.J.
SACA DE LAS YEGUAS

«Doñana es lo es, entre otras cosas, gracias al ganado marismeño»

Juan Adolfo Arangüete, presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Marismeño, defiende más presencia de los usos tradicionales en la representación del Parque

AlmonteActualizado:

¿Cómo afronta una tradición tan ancestral como la Saca de las Yeguas que se recupera este martes 26 de junio?

Como garantes de la tradición, la afrontamos siempre con responsabilidad. No hay que olvidar que sus socios fueron los principales afectados por la suspensión en 2.017, por lo que este año, si cabe, hay más ganas. El día 27 el ganado pasará la valoración sobre el patrón racial de la raza equina marismeña, de la que la asociación es responsable y tiene asignada la tutela del libro genealógico. También queremos dotar de mayor contenido la feria en el recinto ganadero y para ello queremos contar con exposiciones de ganado y fotografías.

Los problemas originados por la expulsión de las cabezas de ganado de la marisma de Hinojos parecen haber quedado atrás. ¿Qué medidas se han tomado?

Fundamentalmente la búsqueda de nuevas fincas en Doñana donde pueda pastar nuestro ganado. Se han conseguido las fincas del Matochal, la Rocina y la Dehesilla, donde se reubicará el ganado que sale de la Marisma Gallega.

La sanidad animal es una cuestión sobre la que la Asociación está incidiendo en los últimos tiempos…

La asociación siempre ha tenido muy presente el bienestar animal. Para ello se recoge el ganado equino y en el recinto ganadero se realiza la tuza, desparasitación y se destetan las crías, todo ello en beneficio de nuestro ganado. Además, nos acompaña en las labores un equipo veterinario que está atento al estado de nuestros caballos.

¿Se da la misma relevancia al ganado marismeño que a otras especies de Doñana igualmente amenazadas?

Hay ecologistas e investigadores que piensan que son especies que no deben pastar en Doñana, sin tener en cuenta que lo que hoy es Doñana ya contaba con presencia de ganado desde tiempo inmemorial, y que Doñana es lo que es, entre otras cosas, gracias a este ganado. No se tiene la misma consideración que hacia otras especies, estén o no en peligro de extinción, pero nosotros, los ganaderos, seguiremos reivindicaando la necesidad de la existencia de nuestro ganado en Doñana.

¿Cuáles son los principales problemas que acucian a estas especies?

Una de los principales es la Tuberculosis Bovina. Sobre este aspecto, el 8 de mayo participamos en el Foro anual para la Sanidad Animal Bovina de Doñana, en el que se establece el calendario de saneamientos obligatorios, según los Programas Nacionales de Erradicación de Enfermedades Animales en las fincas incluidas en el Espacio Natural de Doñana.

¿Qué iniciativas va a tomar la asociación como representante de los usos tradicionales en el Consejo de Participación de Doñana?

Los profesionales dedicados a ejercer los usos tradicionales en el entorno de Doñana –apicultores, coquineros, ganaderos, carboneros y piñeros, entre otros–, han delegado su representación en el Consejo de Participación del Espacio Natural en nuestra asociación, que representará sus intereses en las reuniones en las que estos usos cuentan solamente con un asiento, algo de todo punto injusto. Pondremos todo nuestro empeño para que todos estos titulares vean defendidos sus derechos, porque entendemos que los usos que desde tiempos ancestrales se han venido desarrollando en este entorno son esenciales para su conservación y también para la promoción y el sostenimiento de muchas familias de la comarca.